Viernes, 15 de diciembre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

El Carnaval deja de llamarse ‘Fiestas Tradicionales de Ciudad Rodrigo’ a efectos administrativos

‘En los papeles oficiales’, la nomenclatura de ‘Carnaval del Toro’ no existe desde el año 1937, cuando el franquismo prohibió el Carnaval

Aunque las fiestas grandes de Ciudad Rodrigo son conocidas como Carnaval del Toro en cualquier rincón del planeta donde llegue cualquier mínima referencia del evento, hay un dato sorprendente en torno a su nomenclatura: a efectos administrativos (de entidades que no sean el Ayuntamiento), el Carnaval del Toro ‘no existe’, siendo su único nombre oficial el de ‘Fiestas Tradicionales de Ciudad Rodrigo’.  

El Carnaval tiene ese nombre ‘legal’ desde el año 1937 por culpa del franquismo. El 3 de febrero de aquel año -cuando apenas había transcurrido medio año del estallido de la Guerra Civil Española-, el Gobernador General de Valladolid emitió una Orden Circular por la cual se prohibía celebrar las fiestas del Carnaval en toda España.

Para no quedarse sin evento, Miróbriga rebautizó el Carnaval como ‘Fiestas Tradicionales de Ciudad Rodrigo’. Concluido el conflicto bélico, el Ministerio de Gobernación de Franco emitió en el año 1940 una Orden en la cual reiteraba la prohibición en torno al Carnaval en todo el país, porque lo cual Ciudad Rodrigo siguió celebrando sus ‘Fiestas Tradicionales’.

Con esta denominación, el Carnaval fue declarado en 1965 como Fiesta de Interés Turístico por la Subsecretaría de Turismo del Ministerio de Información y Turismo de Franco (en la misma resolución por la que también se concedía esa denominación a las Hogueras de San Juan de Alicante,como se puede ver en la imagen, extraída del blog Cántaro de palabras del alcalde Juan Tomás Muñoz).

Cinco años después de la muerte del dictador, y por ende, del final del franquismo, el Carnaval recibió la clasificación exacta de Fiesta de Interés Turístico Nacional por parte de la Secretaría de Estado de Turismo, manteniendo la denominación de ‘Fiestas Tradicionales’.

Pese al tiempo que ha transcurrido desde el final del franquismo, hasta ahora no se había dado el paso para cambiar el nombre ‘legal’ del evento y que el Carnaval del Toro volviera a ser el Carnaval del Toro también ‘en los papeles’.

Ahora por fin el Ayuntamiento ha puesto en marcha la maquinaria para dar ese paso, que no deja de ser una cuestión de nomenclatura, pero que causaba cierta problemática. Como apunta la concejal de Cultura y Turismo, Azahara Martín, “a la hora de solicitar cosas [por ejemplo se ha pedido la Declaración del evento como Patrimonio Cultural Inmaterial], nos viene mejor” que tenga también ‘en los papeles’ el nombre de Carnaval del Toro.

Tras ser aprobada la solicitud del cambio de nombre en la Comisión de Cultura y Turismo del Ayuntamiento de la mañana del jueves, ahora el Consistorio remitirá la solicitud -junto una memoria explicativa- al Servicio Territorial de Cultura de la Junta de Castilla y León, que se encargará de remitirla a la sede central de la Junta en Valladolid.

Allí se deberá aprobar definitivamente que, 79 años después, las ‘Fiestas Tradicionales de Ciudad Rodrigo’ vuelvan a ser llamadas a efectos legales y administrativos como ‘Carnaval del Toro’.