Lunes, 18 de diciembre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

El Ciudad Rodrigo CF ‘resucita’

Constituida una Junta Gestora de 12 miembros tras conocerse que tres empresarios avalarán los 120.000€ de deuda que tiene el Club
Con gafas, y sentado en la mesa, el empresario Jaime Bagur

Si en el plano deportivo el equipo Senior del Ciudad Rodrigo CF cambió para mal su futuro en el último segundo del último partido de la temporada, a nivel institucional el club mirobrigense ha logrado ‘resucitar’ cuando su desaparición parecía un camino casi inevitable por la abultada deuda que tiene, que le hace estar en “quiebra técnica”, en palabras de Manuel López del Val, persona que venía ejerciendo como secretario del Club.

Esa resurrección tuvo lugar en la tarde-noche del martes, en una Asamblea Extraordinaria de Socios -que de forma inusual contó con una buena asistencia, entre ellos varios jugadores del primer equipo- que se celebró en la cafetería de los Campos de Toñete.

Resumido en grandes líneas, lo que va a ocurrir a partir de ahora es que tres empresarios van a avalar la deuda, lo que permitirá al Club empezar como de 0 (económicamente hablando). Conocida esa situación, en la Asamblea quedó conformada una Junta Gestora, integrada en principio por 12 miembros: los tres miembros supervivientes de la Junta Directiva más otras 9 personas.

Jesús Ángel González pide disculpas

Uno de esos supervivientes es la persona que ha ejercido como presidente, Jesús Ángel González Vicente, que abrió la Asamblea con una intervención inicial, con el objetivo de “rendir cuentas” ante la sociedad de Ciudad Rodrigo y comarca, agradeciendo la asistencia a las personas que habían acudido para “intentar aportar su granito de arena para sacar a flote el proyecto que pretende seguir la próxima temporada” (entre ellos varios concejales, incluido el responsable de Deportes, Carlos Fernández Chanca).

Durante la asamblea, y “con sinceridad”, mostró su voluntad de “pedir disculpas con palabras y hechos”, mencionando al respecto que junto a los otros miembros de la directiva se había movido “de aquí para allá sin parar con reuniones, etc.”. Jesús Ángel González expresó que “soy yo el que tiene que enmendar la plana por no haber actuado tiempo atrás”, anunciando que hay que “ser más eficaz en la gestión para que no se reproduzcan errores del pasado”.

Situación de “quiebra técnica” con una deuda que asciende a unos 120.000€

En la reunión de la semana anterior donde se anunció que no había candidatos dentro del proceso electoral puesto en marcha por el Ciudad Rodrigo CF, se explicó que la deuda del Club era de unos 97.000-98.000€. Sin embargo, la deuda completa del Club es mayor, de en torno a 120.000€, explicando durante la Asamblea de la tarde del martes Manuel López del Val de dónde procede esa deuda, que pertenece a las tres últimas temporadas.

De la temporada 2013/2014 aún se adeudan 11.253€, correspondientes en su práctica totalidad a gastos de autobús, junto a algunos conceptos menores de librería o floristería.

De la temporada 2014/2015, se adeudan 47.583€, de los cuales 12.180€ corresponden al gasto en autobuses. La mayor parte de la deuda de este curso corresponde a la ropa deportiva, que se renovó por completo. Entre los gastos de este curso también se incluyen las compensaciones que se acordó pagar a Joaquín Chanca y Jorge Benito por abandonar ciertas horas sus puestos de trabajo para cuestiones del Club. La deuda con ellos es de 640 y 340€, respectivamente.

Mientras, de la recién finalizada temporada 2015/2016 se adeudan 42.829€, de los cuales prácticamente la mitad (21.296€) son del concepto de autobuses, pese a que no se emplearon en el tramo final de la temporada. Asimismo, se deben las mensualidades de enero a mayo a los responsables del equipo senior: José Antonio Bellido, Aris Marcos, Juan Sánchez, el preparador físico, Kike Garrido y el preparador de porteros, Colino (a estos dos últimos también se les debe el mes de diciembre).

De igual modo, a los jardineros que se encargaron del césped del Francisco Mateos desde agosto hasta marzo (cuando abandonaron por impagos) se les adeuda todo, unos 5.900€.

En total, la deuda acumulada de estas tres temporadas es de 101.666€, a los que hay que añadir el dinero que se debe de los conciertos que organizó el Ciudad Rodrigo CF el pasado verano. Aunque no se precisó la cantidad que resta de pagar de estos conciertos, provocan que la deuda total ascienda a unos 120.000€.

La situación a día de hoy

Pese a tener una deuda tan abultada, el Ciudad Rodrigo tiene un poco de dinero ‘en caja’. Por un lado, el Ciudad Rodrigo tiene en su cuenta corriente 4.700€, aunque esta cuenta ha sido embargada en dos ocasiones por la Seguridad Social por impagos de ese concepto de los dos trabajadores que tenía dados de alta el Club: Aris Marcos y Charo, la persona que atiende de forma habitual las cafeterías del Francisco Mateos y los Campos de Toñete.

Respecto a la cantidad por la cual se generó el embargo, ya se realizó un pago de algo más de 500€, mientras que la otra parte que se debe, algo más de 400€, se pagará en varias mensualidades, tras llegarse a un acuerdo con la Seguridad Social.

Por otro lado, en la cuenta que el Ciudad Rodrigo tiene en la Federación de Castilla y León de Fútbol, a día de hoy hay un saldo positivo de 10.058€, a los que hay que añadir el premio económico que recibirá el Ciudad Rodrigo CF por ser el equipo más limpio de 3ª División, que le permitirá recuperar lo pagado en sanciones así como el coste de la inscripción del equipo. Por lo tanto, el saldo federativo real es de unos 11.558€.

Con ese dinero, se pagarán las inscripciones de los equipos para la próxima temporada. En principio, el Ciudad Rodrigo CF quiere tener un equipo en Regional de Aficionados, y otro en las divisiones provinciales de Juveniles, Cadetes, Infantiles, Alevines y Benjamines. El gasto de las inscripciones ascendería a un total de 2.772€, que se descontarían de ese saldo federativo. Si el Ciudad Rodrigo CF quisiera, podría pedirle a la Federación que le ingrese en su propia cuenta el dinero que tiene en la cuenta federativa.

Además de estos saldos bancarios, el Ciudad Rodrigo CF todavía tiene que recibir la subvención anual del Ayuntamiento mirobrigense, que es de algo más de 13.000€. Durante la Asamblea, Manuel López del Val recordó que el Ayuntamiento también colabora con el Ciudad Rodrigo con una mensualidad para el mantenimiento del Francisco Mateos y de los Campos de Toñete. Asimismo, hay un convenio por el cual al Ciudad Rodrigo CF no le cuesta nada usar ambas instalaciones.

El momento del milagro

Nada más concluir la explicación de la abultada deuda del Club, y cuando los presentes no veían ninguna salida, llegó el ‘milagro’, tras tomar la palabra una persona que se presentó él mismo: Jaime Bagur, uno de los compradores del Monasterio de La Caridad, quién preguntó en voz alta si realmente había voluntad de que el Club siga adelante porque la solución económica estaba en su mano.

Según él mismo explicó, Jaime Bagur, y los responsables de otras dos empresas, Multicía Correduría de Seguros y Autocares JJ Martín, avalarán el total de la deuda que tiene ahora mismo el Club mirobrigense, que de este modo podrá empezar económicamente ‘de cero’ de cara a la próxima temporada.

Jaime Bagur indicó que le había llamado el presidente del Ciudad Rodrigo CF, Jesús Ángel González, decidiendo implicarse en la iniciativa. Según fue relatando, ahora mismo colabora con cinco clubes de fútbol, uno de ellos el refundado Alicante de su tierra natal (este equipo acaba de ascender a 1ª Regional tras desaparecer por deudas cuando había ascendido a 2ª División A).

En principio, Jaime Bagur avalará bancariamente unos 25.000€, Multicía Correduría de Seguros otros 25.000€ y JJ Martín unos 50.000€ (entre los tres se ajustará para acabar avalando el total de los 120.000€ de deuda).  De este modo, la deuda pasa a ser de esos tres empresarios, según se explicó en la Asamblea. El Ciudad Rodrigo, por lo tanto, podrá pagar las deudas que tiene con los distintos proveedores y pasará a deberle el dinero a las personas que van a avalar el dinero.

Para saldar la deuda con ellos, se ha acordado que la subvención que recibe anualmente el Ciudad Rodrigo CF procedente del Ayuntamiento irá  a parar a este fin. Por lo tanto, el Ciudad Rodrigo CF no podrá contar con este dinero en las próximas temporadas, pero a cambio Jaime Bagur se mostró dispuesto a aportar cada año 15.000€ en concepto de patrocinio, además de intentar conseguir que otras personas inviertan en el Club (como por ejemplo los implicados en transformar en hotel el Monasterio de La Caridad).

Como explicó Jaime Bagur, gracias a esos avales, “la deuda se aparca y el proyecto arrancará de cero”, con el objetivo fundamental de que sea sostenible económicamente para que no vuelva a generarse otra deuda en pocos años, y por supuesto “generando para ir pagando la deuda”. Para empezar, se espera contar con ciertos apoyos económicos.

Varias personas dan el paso para formar una Junta Gestora

Una vez conocida la buena nueva en el apartado económico, fue mucho más sencillo que aparecieran personas que se animaran a constituir una Junta Gestora para ponerse al frente del Club. En este sentido, hubo nueve personas, que ya lo tenían hablado de antemano, que dieron el paso, entregando una relación con sus nombres.

Esas 9 personas son Roberto Criado Holgado, Alexander González Sánchez, David Benito Tomé, Juan Pedro Martín Martín, Miguel Hernández Médicis, Francisco Javier Benito Tomé, Jesús Ángel Martín Pacheco, Jesús María García Muñoz e Ignacio Hernández González. Los asistentes a la Asamblea dieron su visto bueno a que quedasen como Junta Gestora junto a las tres personas que no habían dimitido de la anterior directiva: Jesús Ángel González Vicente, Manuel López del Val y Miguel González Barbero.

Esta Junta Gestora pasa a tener plenos poderes para llevar las riendas del Club, quedando en el aire cuándo se volverán a celebrar elecciones para constituir formalmente una nueva Junta Directiva (en principio los estatutos obligaban a hacerlo en el período de un mes, pero se acordó que ‘cuando se vea que es conveniente se convocarán las elecciones’).

Con el balón de oxígeno que supone tener la deuda “aparcada”, Jaime Bagur exhortó a los presentes a que arrimen el hombro para contribuir a que el Club tire lo mejor posible para adelante (“os estamos dando los medios”), aumentando por ejemplo la masa social. En este sentido animó a que cada socio actual traiga a otra persona. Jaime Bagur se mostró muy optimista, expresando incluso que, ante la ausencia de un gran club provincial, “en 3-4 años puede ser el club de referencia en la provincia”. Desde su punto de vista, el Club puede ser perfectamente sostenible teniendo “una buena cantera”.

Como concluyó un socio para cerrar una Asamblea tan trascendental, “hay Club”, lo que fue respondido con un aplauso (previamente hubo otro de felicitación para Manuel López del Val, ya que era su cumpleaños).