Lunes, 18 de diciembre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

El Infantil del Ciudad Rodrigo recobra sensaciones en León pero no tiene suerte de cara a gol

Los mirobrigenses, que cayeron por la mínima, cerrarán la temporada el fin de semana del 18-19 de junio frente al Racing Benavente

El Infantil del Ciudad Rodrigo jugó en la tarde del sábado en San Andrés de Rabanedo (León), frente al CD Fútbol San Andrés, su tercer partido de la Fase de Ascenso a Regional. Al igual que los dos anteriores, el duelo acabó en derrota para los mirobrigenses, pero en esta ocasión la película fue muy diferente a la de los otros dos partidos, ya que el Ciudad Rodrigo ofreció una muy buena imagen, y se mereció haber arrancado al menos un empate.

Los mirobrigenses tuvieron varios problemas en las horas previas al largo viaje a León en forma de baja de dos jugadores por enfermedad, lo que hizo que únicamente tuvieran 12 disponibles. Pese a esta adversidad, el encuentro se inició muy igualado, aunque el San Andrés tuvo dos opciones muy peligrosas en los primeros 6-7 minutos, con sendas jugadas por banda que culminaron con centros que desbarató el portero mirobrigense, José Ángel, con intervenciones de mucho mérito.

A partir de ahí, el Ciudad Rodrigo fue creciendo. Como indica el técnico de los mirobrigenses, Gabri de Aller, “cada vez nos hemos ido haciendo más con el dominio y el control del juego; hemos estado muy bien colocados todo el partido, tácticamente perfectos y sin conceder ocasiones”. Las únicas que les hacían a los mirobrigenses eran a la contra, con balones a la espalda de los centrales y laterales por culpa del jugador de referencia en ataque del San Andrés, muy rápido, que fue un quebradero de cabeza durante todo el duelo.

Las primeras intentonas de verdadero peligro del Ciudad Rodrigo corrieron de la mano de Carmen, en dos acciones similares, con balones al hueco de Álex y Alberto, que fueron rematados por Carmen sin poder atinar entre los tres palos.

El Ciudad Rodrigo se adelantó en el 20’ desde el punto de penalty. Esta pena máxima había sido señalada tras una buena jugada de los mirobrigenses por la izquierda, con una pared entre José Manuel y Raúl, tras la cual Raúl realizó un centro que impactó en la mano de un defensor del San Andrés. Marcos Santos transformó el penalty, dando paso a unos minutos en los cuales el Ciudad Rodrigo siguió muy activo arriba, mientras que su rival no creaba mucho peligro.

Sin embargo, los mirobrigenses sufrieron un mazazo inesperado cuando estaban a punto de irse al descanso. El San Andrés envió un balón al espacio sin aparente peligro, pero hubo falta de entendimiento en la defensa mirobrigense a la hora de ir a por el balón, lo que aprovechó el jugador más peligroso de los locales para hacerse con el mismo y plantarse delante de José Ángel, al que batió.

Sin tiempo para más, el partido se fue al descanso con 1-1. A la vuelta, el partido no cambió demasiado, continuando el Ciudad Rodrigo “controlando, con bastantes circulaciones en línea defensiva y en la zona de medio centro, jugando de cara los puntas y abriendo en banda”, en palabras de Gabri de Aller.

Con este juego, tuvieron otras dos buenas oportunidades, especialmente una que inició desde el centro David, quién metió un balón vertical que superó dos líneas defensivas del San Andrés llegándole a José Manuel, quién recibió de espaldas. Tras girarse, le mandó el balón al espacio a Marcos Santos, quién se quedó sólo frente al guardameta rival, sacando un remate que se marchó rozando el palo.

Esta oportunidad tan clara no se pudo aprovechar, y el Ciudad Rodrigo lo pagó caro, ya que en la jugada siguiente, el San Andrés les cogió a la contra, con otro balón a la espalda que fue culminado en gol por su jugador más peligroso. Quedaba poco tiempo para concluir, y los mirobrigenses ya no tuvieron oportunidad de sacar algo positivo.

Para el responsable del Ciudad Rodrigo, Gabri de Aller, el partido debería haber concluido al menos con “empate, porque el equipo ha trabajado muy, muy bien, y hemos merecido ganar”. Según explica Gabri de Aller, ha sido “el primer partido del sector en el que competimos bien y estamos a nuestro nivel; y estando a nuestro nivel y haciendo bien las cosas, tenemos muchas opciones de ganar el partido”.  

De hecho, “uno de los objetivos marcados para hoy, independientemente del resultado, era volver a ser un equipo, porque si éramos un equipo, competiríamos y tendríamos opciones de ganar, y así ha sido: fuimos un equipo, y tuvimos opciones de ganar pero no lo hemos hecho porque ellos fueron más certeros de cara a gol”. Gabri de Aller felicita a los suyos porque “hoy sí han sabido competir y han jugado como llevan haciéndolo toda la temporada, siendo un equipo”.

Asimismo, el técnico mirobrigense también felicita al San Andrés por la victoria y les desea suerte a ellos y al Racing Benavente en el duelo que tendrán la próxima semana en el cual puede quedar resuelto el ascenso. Asimismo, muestra su agradecimiento por el apoyo recibido a todos los que se han desplazado con el equipo mirobrigense hasta tierras leonesas.

Al Ciudad Rodrigo le queda un partido (el fin de semana del 18-19 de junio, frente al Racing Benavente), esperando seguir “disfrutando de esta bonita experiencia que los chavales se han ganado con su esfuerzo y trabajo; y poder acabar de la mejor forma posible la temporada”.