Viernes, 15 de diciembre de 2017

Pedagogía de la vida

Hay tres perspectivas desde las que pondemos de entender la pedagogía de la vida: la primera la vida como proceso de aprendizaje, la segunda la “biopedagogía” y la tercera la vida como regalo recibido.

 

La vida como proceso de aprendizaje

Nadie duda que la vida y el tiempo nos va situando a cada uno en nuestro lugar. La injusticia del paso pausado de las estaciones va dejando mella en nuestros rostros y en nuestro entorno familiar y social. El tiempo y la vida enseñan y sus métodos de aprendizaje nos vienen dados en el propio devenir de la existencia. Cada día tiene su propio e inexcusable examen.

La ciudad, el campo, las gentes, las lecturas, los medios... nos enseñan a vivir y, al mismo tiempo, vivimos con ellos. La transformación es mutua, a la vez que nos influyen en nuestra forma de ver el mundo y en nuestra conciencia, los seres humanos dejamos huella a través de nuestro devenir en todo aquello que tocamos: nuestro entorno social.

 

Biopedagogía

Se puede hablar también de la “biopedagogía” concepto que “entiende que el aprendizaje y la vida son un solo proceso, se aprende para vivir y el aprender es una condición fundamental del estar vivo o viva” (L. E. Flores, G. Flores, Jiménez, Madrigal, y Perearnau, 2009, p. 21). “El primer principio educativo es el derecho a la vida y por la vida en todas sus dimensiones, derecho a través del cual se recrea y potencia la relación entre los seres humanos y de estos con los demás seres de la naturaleza. La vida es básicamente una persistencia de procesos de aprendizaje.” (Pavón, Vargas, Garzón y Rincón 2005).

Para este grupo de pensadores el mundo requiere una nueva racionalidad que entienda que el conocimiento científico es una forma más de aproximación a la verdad y , además, cuestionan los nuevos paradigmas, ya que se pueden convertir en nuevos dogmas o nuevas religiones (Patarroyo,  Guerrero, Rincón, Vargas, 2011).

 

La vida como don inmerecido

Hay otra vida, la vida que se nos ha dado como un don no pedido, como un regalo inmerecido, como un tesoro de incalculable valor, que tiene su propia pedagogía natural y ecológica. Esa vida la recibimos de nuestros padres como expresión y símbolo de su unión. Esa pedagogía de la vida se vive y se experimenta en la familia ante la sana y feliz expectativa de la llegada de un nuevo hijo, de un nieto, de un sobrino...

Ahora bien, se detecta en el ambiente que nos hemos acostumbrado a las tragedias humanas sobrevenidas. Los repetidos desastres naturales que acontecen en diversas partes del planeta van anestesiando poco a poco nuestra sensibilidad. También los intentos de imposición de los totalitarismos populistas y fundamentalistas, de derechas o de izquierdas, hacen visible la miseria humana en la barbarie de los continuos atentados o los exterminios sociales. Ya sólo nos conmovemos cuando estos desgraciados acontecimientos suceden en nuestro entorno cultural cercano.

La vida humana y su dignidad han dejado ya de ser elementos esenciales y constitutivos de la persona humana, de su propia naturaleza y de su ser ecológico, para ser algo otorgado por escritos oficiales consensuados en parlamentos de mayorías cambiantes y que, al mismo tiempo, dan carta de ciudadanía justificando muchas injusticias humanas. La vida ya no es un don inmerecido y regalado, más bien un derecho otorgado por el consenso social. La saturación de la norma escrita sin referencia a ninguna verdad objetiva está causando que el Derecho se devalúe, incluso aquellos que son sus representantes elegidos por la ciudadanía alientan a ultrajarlo y despreciarlo.

De ahí que prentenda abogar por una nueva pedagogía de la vida que contemple y se nutra de los tres ámbitos de la experiencia humana: la vida como aprendizaje, la vida como respeto ecológico al entorno natural y la vida humana en cada una de las etapas de su desarrollo evolutivo: concepción natural y ecológica, desarrollo humano en libertad y su final natural sin eñsañamientos ni atajos.

 

 

Notas:

Flores Davis, (2012). Aprendiencia en la docencia y construcción de conocimiento biopedagógico Vol. 16, N° 2, [85-93], ISSN: 1409-42-58, mayo-agosto, 2012 Revista Electrónica Educare
Pavón, Vargas, Garzón y Rincón (2005). Bíopedagogía. Sistematización de la estrategia educativa del Programa Desarrollo y Paz del Magdalena Medio. Ediciones Antropos Ltda. Colombia.
Patarroyo,  Guerrero, Rincón, Vargas, (2011). Biopedagogía. Colombia.
Imagen de https://pixabay.com