Lunes, 18 de diciembre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

Aprobado el Plan de Ajuste Económico con la discrepancia sobre su causa inicial

CIUDAD RODRIGO | Unanimidad en las mociones sobre los gastos electorales, el Centro de Salud y la conexión de la A-62 con la carretera de Cáceres

El punto estrella del Pleno Ordinario celebrado por el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo a última hora de la tarde del jueves fue la aprobación del Plan Económico-Financiero que ha sido necesario elaborar tras el incumplimiento por parte del Consistorio mirobrigense en el año 2015 de la denominada regla de gasto, que impide a un Ayuntamiento gastar más que el año anterior salvo un pequeño margen de maniobra.

En el caso de Ciudad Rodrigo, lo que habrá que hacer durante los próximos dos años es compensar los 405.108,60€ que se gastaron de más (según esa regla de gasto) durante el ejercicio 2015. Como ya se explicó en la rueda de prensa ofrecida por el Equipo de Gobierno en la jornada del martes, este dinero se compensará con la subida de impuestos aprobada por el Ayuntamiento para este 2016 y con la no incorporación de créditos al Presupuesto procedentes de remanentes de tesorería.

En lo que respecta al paso de este asunto por el Pleno, el Plan fue aprobado con los votos a favor de PSOE, IU y Ciudadanos, y la abstención del PP, centrándose el debate en cuál fue el ‘origen’ de la desviación presupuestaria.

Por un lado, el concejal de Economía, Manuel Choya, se expresó en términos parecidos a la rueda de prensa ofrecida por el Equipo de Gobierno en la jornada del martes. En este sentido, achacó la desviación, como recoge el informe elaborado por los servicios técnicos municipales, a la realización de numerosas obras por parte del Partido Popular en el final de la pasada legislatura. Según indicó, el actual Equipo de Gobierno “se ve obligado a controlar los desaguisados del PP”, añadiendo que la buena gestión de la que se presumía “no era tal”. Desde su punto de vista, “toda fiesta tiene su resaca y ahora a este Equipo de Gobierno le toca pagar la factura”.

El portavoz del PP, Marcos Iglesias, cimentó su intervención en explicar que “la causa primera” del incumplimiento por parte del Ayuntamiento es el diferente criterio del Ministerio y de los servicios técnicos municipales a la hora de tener en cuenta una serie de gastos. Así, en las obras extra realizadas durante el año 2014, hubo 385.000€ que se contabilizaron como gastos computables (el concepto al que se atiende para ver el cumplimiento de la regla de gasto, y que son básicamente todos los gastos menos los realizados con las subvenciones).

Según explicó Marcos Iglesias, si ese dinero hubiera figurado correctamente, no sé hubiera incumplido la regla de gasto. El portavoz del PP quiso remarcar que “no ha habido intención de incumplir la regla de gasto; el Ayuntamiento actuaba con directrices técnicas dentro de la legalidad”. Por su parte, el alcalde Juan Tomás Muñoz dijo que “no parece de recibo achacar la situación a un error de cómputo de los servicios técnicos”.

El PP decidió abstenerse a la hora de la votación del Plan, en “coherencia”, porque una de las medidas para corregir la desviación era la subida de impuestos aprobada por el Equipo de Gobierno a la que se opusieron en su día.

Esta postura fue muy criticada por parte del portavoz del Equipo de Gobierno, Domingo Benito y el concejal de Economía y Hacienda, Manuel Choya, que plantearon que, si no apoyaba el Plan, explicase de dónde sacaría él el dinero para compensar la desviación. El portavoz del PP dijo que su partido únicamente se estaba absteniendo, por lo que no entendían como necesario explicar de dónde sacarían el dinero.

Domingo Benito también pidió a Marcos Iglesias “un poco de humildad” para reconocer que el Ministerio expone que de la gestión del PP se deriva que haya que hacer el Plan. Para el portavoz del Equipo de Gobierno, hubo una “ejecución intencionada”, al poner sobre la mesa en el último año 1,2 millones de euros procedentes de remanentes de tesorería cuando durante la legislatura se había procedido a hacer recortes en el gasto social.

Como ejemplo concreto de la “ejecución intencionada”, resaltó que personas que llevaban 16 años gestionando el Ayuntamiento gastaron en el primer semestre de 2015 la partida para todo el año de personal laboral temporal. El portavoz del PP habló por su parte de “falta de realismo”, añadiendo que, “sino hubiera habido un diferente criterio contable, se habría cumplido la regla de gasto”.

Aprobadas por unanimidad las 3 mociones presentadas

Durante el Pleno se debatieron tres mociones, siendo aprobadas todas ellas por unanimidad. La primera de ellas, presentada por el PP, sobre la reducción de gastos electorales, fue la que más debate generó, entre el portavoz popular, Marcos Iglesias, y el portavoz de IU, Domingo Benito.

Éste último mostró su “estupefacción” porque la moción la haya presentado el PP, cuando es quién más gastó en comicios anteriores en banderolas o merchandising; quién tiene casos de financiación irregular relativos a elecciones; y quién “hizo la campaña electoral más cara usando dinero público” en relación a las obras desarrolladas en los últimos meses de la anterior legislatura.

Por su parte, Marcos Iglesias criticó (con ironía) que Domingo Benito siempre fuera “tan constructivo: lo suyo es tender puentes”, apuntando que “en todos lugares hay errores y fallos” y como el PP ha estado en más lugares en el gobierno, es lógico que haya más errores.

A la hora de las intervenciones, surgieron varios conceptos para incorporar a la moción original del PP. Ciudadanos (tras exponer su portavoz, Chicho Pellicer, que la moción era “un brindis al sol” conociendo la postura a nivel nacional de todos los partidos) invitó a que también se proponga hacer un mailing conjunto, una idea refrendada por el PSOE (y bajando el gasto por elector). Este partido también propuso prohibir por completo la publicidad exterior (como banderolas) y reducir el gasto electoral en un 30%. Mientras, desde IU plantearon que se añadiera que sea obligatorio que los candidatos acudan a los debates.

También se hicieron un par de añadidos a la moción presentada por Ciudadanos a través de la cual se piden una serie de mejoras para el Centro de Salud y de Especialidades, como que se aumente el número de especialistas en el Centro y la frecuencia con la que acuden, o que se habilite la figura del coordinador de especialidades para no tener que depender del Hospital Clínico Universitario de Salamanca.

El añadido principal a la moción vino de la bancada del PP, que propuso incorporar la reivindicación de las urgencias pediátricas. Asimismo, animó a PP y Ciudadanos a trabajar de forma conjunta en las Cortes de Castilla y León. Ciudadanos aceptó incluir este punto, aunque su portavoz Joaquín Pellicer recordó que su partido ya presentó en las Cortes una Proposición No de Ley en este sentido que fue rechazada precisamente por el voto en contra del PP.

En torno a otros puntos de la moción, Marcos Iglesias apuntó que no ve como prioritario el que el Centro cuente con un coordinador de especialidades, y que lo que se dice sobre las listas de espera, por ejemplo, en las consultas del médico de familia, no es algo permanente.  En este sentido, el portavoz del PP reveló que él mismo había llamado a última hora del jueves para pedir consulta y le habían dado para el viernes. En todo caso, Marcos Iglesias considera que “quien no llora no mama, y el cometido del Pleno es solicitar ante otras Administraciones, y que ahí determinen si se hacen o no”.

El otro añadido a la moción sobre el Centro de Salud vino por parte de IU, para que se pida a los procuradores salmantinos en las Cortes que apoyen la iniciativa. Lo mismo propuso IU para la última de las mociones, presentada por el PSOE, a través de la cual se reivindica una conexión de la Carretera de Cáceres con la A-62.

En este punto, el portavoz de Ciudadanos, Chicho Pellicer, mostró su apoyo a una “reivindicación histórica”, reflexionando que “no se entiende que quedase sin acceso a la autovía”. En el momento actual, no quiso olvidar que puede suponer una pérdida de movimiento económico para Ciudad Rodrigo, al no tener que entrar los conductores que se dirijan a Cáceres por la ciudad.

Marcos Iglesias compartió estas reflexiones, añadiendo que “hay que priorizar qué es lo urgente, qué es lo necesario y luego lo demás”, apuntado que para él “es más urgente lo anterior” [la moción sobre el Centro de Salud]. Además, cree que las “excesivas reivindicaciones pueden distraer”, cerrando el portavoz del PSOE, Carlos Fernández Chanca diciendo que “no creo que la Junta vaya a desbordarse con dos propuestas desde Ciudad Rodrigo”.