Jueves, 14 de diciembre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

Varios individuos logran huir de la Guardia Civil tras protagonizar una cadena de delitos

El vehículo con el que huían quedó encallado por el barro tras cometer delitos al menos en Sancti-Spíritus, Boada y Retortillo
Vehículo robado en Sancti-Spíritus que emplearon para los otros delitos | Fotos Adrián Martín

Noche de película la vivida en la comarca de Ciudad Rodrigo por culpa de varios individuos (al parecer serían 3) que han protagonizado una serie de hechos delictivos en la madrugada del viernes al sábado tras los cuales la Guardia Civil está en busca suya.

La secuencia de delitos de la que se tiene constancia comenzó en Sancti-Spíritus, donde los individuos sustrajeron un todoterreno. Con este vehículo, se dirigieron hacia Boada, donde entraron a robar en la farmacia de la localidad rompiendo la cerradura. Según explican vecinos del municipio, los ladrones se llevaron algunas medicinas y el escaso dinero que había en la caja para cambio.

Posteriormente, los ladrones se dirigieron hacia Retortillo, siendo su objetivo un inmueble que era antiguamente un bar (en la parte trasera hay una vivienda), del que robaron dos televisores. Estando en Retortillo, los ladrones fueron detectados por algún que otro vecino, que llamó a la Guardia Civil. Al llegar los agentes, bloquearon con su vehículo el todoterreno de los ladrones.

Sin embargo, según relatan vecinos del pueblo, los ladrones embistieron contra el vehículo de la Guardia Civil hasta conseguir abrirse paso y darse a la fuga. En esta huida, llegaron a transcurrir por la vía férrea muerta entre La Fuente de San Esteban y La Fregeneda, con la Guardia Civil detrás suyo.

En cierto momento, los ladrones se salieron de esa ruta, intentando continuar la huida atravesando varias parcelas, rompiendo incluso vallas. Sin embargo, los ladrones no cayeron en la cuenta de que los terrenos están en malas condiciones tras las intensas lluvias de los últimos días, lo que provocó que el todoterreno quedara encallado. Lo mismo le ocurrió a los agentes de la Guardia Civil que estaban persiguiéndoles.El hijo del dueño del vehículo informa a la G.C. del hallazgo de un punzón de grandes dimensiones cerca del vehículo/ Foto: Adrián Martín

En ese momento, los ladrones abandonaron lo robado y se dieron a la fuga a pie, montando la Guardia Civil un importante dispositivo para intentar encontrarles, empleando incluso perros. Dentro de este dispositivo, los agentes han controlado también a los pasajeros que iban en los autobuses de la línea entre Ciudad Rodrigo y Salamanca (por ejemplo, uno de los autobuses fue parado en Martín de Yeltes por los agentes).

Los dueños del vehículo robado se acercaron a lo largo de la mañana del sábado a recuperarlo, consiguiendo sacarlo con la ayuda de un tractor. Los propios dueños del todoterreno fueron los que encontraron allí un destornillador de grandes dimensiones que se supone que fue el que usaron los ladrones para entrar en la farmacia de Boada y la vivienda de Retortillo.

Ver más imágenes: