Jueves, 14 de diciembre de 2017

José Pablo Sánchez: “El valor cultural de la Biblia es otra de las razones que me motivan a difundirla”

Afirmó que “la Biblia como libro, ha sido el mayor agente de alfabetización que ha conocido occidente. La propia construcción del castellano como lengua tiene una deuda impagada aún con Casiodoro de Reina, su primer traductor desde las lenguas originales”

Recepción en el Ayuntamiento a los participantes en el encuentro. Foto: Alejandro López

Salamanca acogió hoy el VII Encuentro Cristiano de Literatura en unos actos que tuvieron dos lugares relevantes de la ciudad. Primero, el salón de recepciones del Ayuntamiento de Salamanca, donde la concejal Isabel Macías recibió a los participantes del Encuentro y dio la bienvenida oficial en nombre del Alcalde y de la Corporación Municipal. En dicho acto, además de Macías, intervino Timoteo Glasscok, pastor de la Iglesia Cristiana Evangélica de Salamanca; José Pablo Sánchez, Premio Jorge Borrow de Difusión Bíblica 2016, y Alfredo Pérez Alencart, poeta, profesor de la Universidad de Salamanca y coordinador de estos encuentros desde su primera edición. Al finalizar este acto oficial, que empezó a las 11:00 horas, todos los participantes fueron invitados a salir al balcón del Ayuntamiento y apreciar en toda su magnitud la belleza de la Plaza Mayor charra.

POESÍA CON ANCLAJE CRISTIANO

Posteriormente, el salón de actos del Colegio Mayor Fonseca de la Universidad de Salamanca, acogió el encuentro en su vertiente literaria, que tuvo su principio con la lectura que hizo el escritor Stuart Park, Premio Borrow 2015, de un texto del poeta inglés George Herbert, traducido y publicado recientemente en España por una editorial barcelonesa. Luego leyeron sus textos poetas de Salamanca, Valladolid, Ávila, Zamora, León, Barcelona, Canarias, Asturias y Galicia, como Araceli Sagüillo, Verónica Amat, Leopoldo López Samprón, José Antonio Valle Alonso, Juan Carlos López, Manuel Corral, Gloria Sánchez, José Amador Martín Sánchez, Sofía Montero, José María Sánchez Terrones, Elena Díaz Santana, Carmen Prada Alonso, Isaura Díaz Figueiredo, Javier Sánchez, Julio Collado, Xenaro Ovín y Marian de Vicente. También el mexicano Juan Ángel Torres Rechy y el venezolano Enrique Viloria Vera.

MUSICA Y PINTURA

Como intermedio musical, el reconocido grupo Concierto 3, integrado por Ángel Luis Delgado, Emilio Montero y Ángel Rodríguez, interpretaron poemas del Cantar de los Cantares, Neruda, Lorca y Blas de Otero.  El destacado pintor Miguel Elías, profesor de la Universidad de Salamanca, intervino para explicar la creación de su último cuadro de la serie ‘Icthus’, el pez de los primeros cristianos, que pintó por encargo de la Asociación Cultural Jorge Borrow, organizadora de estos encuentros y del premio. Esta obra, titulada ‘Icthus VIII’, la entregó  al premiado de este año, José Pablo Sánchez, que cerró el acto, luego de las palabras de Rubén Lugilde, presidente de la asociación organizadora.

RAZONES PARA DIFUNDIR LA BIBLIA

‘Razones para difundir la Biblia’ fue el título de la intervención de José Pablo Sánchez (Úbeda, 1957), director del programa ‘Buenas Noticias TV’, de TVE2, que acaba de cumplir 30 años de emisión semanal. Sánchez también es director del programa radial ‘Mundo protestante’ de RTVE y fundador de la emisora Radio Encuentro – Radio Cadena de Vida.

En su medita intervención resaltó que tiene muchas razones por las que está convencido de que “difundir la Biblia, darla a conocer y promover su lectura, es la mejor tarea que puedo hacer con mi vida”. También abordó la situación actual, al señalar quese habla mucho hoy de regeneración democrática y conforme aumenta la basura de la corrupción que contamina hasta el último rincón de la sociedad española, más alto se oyen las voces de aquellos que reclaman la regeneración. Sinceramente, dudo mucho de que algún día haya regeneración democrática en la sociedad si no nace de la regeneración personal, porque la sociedad está compuesta de individuos que necesitan ser enseñados, redargüidos, corregidos, perfeccionados y preparados para hacer el bien. Pero ¿qué herramientas son capaces de provocar esos cambios? ¿Cuáles son los recursos que han demostrado su habilidad para provocar regeneración personal? Sin lugar a dudas, a lo largo de la historia, personas de muy diversa condición social, raza y cultura han experimentado el poder de la regeneración personal al acercarse a la Biblia como Palabra de Dios. Desde el corrupto Zaqueo que repartió sus bienes entre los pobres, hasta el poeta Bob Dylan cuando dijo: ‘Ángel precioso bajo el sol, quién me iba a decir que serías tú, el que me enseñaría que estaba ciego, que estaba perdido’. Hay una multitud enorme de testigos que han confirmado el poder regenerativo de la Biblia”.

En otro momento de su intervención final, de agradecimiento por la concesión del premio, dijo: “Me alegra pensar que hasta el día de hoy, Buenas Noticias TV, es el único programa en la televisión secular española de alcance nacional, en el que se abre y se lee la Biblia cada semana. Consolidar la imagen del ‘pueblo del libro’ creo que es todavía un objetivo necesario ante la multitud de estereotipos de la propaganda anti-protestante que siguen infectando la mentalidad popular española.  Pero sobre todo, porque es la verdad. Ser evangélico es ser amante del libro de los libros, estudioso de su belleza literaria y coherente con sus valores. Esta es otra de las razones por las que he dedicado mi vida a difundir la Biblia, sus valores morales”. Y también: “Uno de los instintos más debilitados del ser humano en nuestra cultura hoy es la conciencia. Vivimos en un proceso constante de cauterización de la conciencia por la seducción de alma con valores contrarios al shalom bíblico. (…) Mientras vivimos complacientes e inconscientes a la degradación moral de nuestro entorno, contribuimos con nuestro silencio a mantenerlo, pero cuando levantamos la Palabra de Dios como antorcha y proclamamos sus valores como faro en la oscuridad, denunciamos las tinieblas y nos convertimos en agentes de cambio”. 

Concluyó sus palabras de gratitud recordando una entrevista que hizo recientemente, para Televisión, al escritor Antonio Muñoz Molina: “Ha sido una de las entrevistas que más me han impactado en los veinte años que llevo al frente del programa. Busqué la entrevista a raíz del artículo que Muñoz Molina escribió en el diario El País bajo el título "La obra maestra escondida" dedicado a la Biblia del Oso. No fue fácil conseguir la entrevista y de hecho no respondió a nuestros primeros correos. Entonces les escribí como el hijo del pastor protestante de Úbeda y le pregunté si alguna vez había visto la Iglesia Evangélica de la carretera del Trillo. Para mi sorpresa me respondió inmediatamente y me dijo que  en su juventud había visitado dicha iglesia y había mantenido una charla agradable con el pastor, que probablemente fue mi padre. Además aceptó la entrevista en su casa. Cuando fuimos a grabar la entrevista tenía una Biblia Reina-Valera de 1960 en la mesa del salón y me la enseñó como su Biblia, la que leía con frecuencia. Sinceramente he visto a pocas personas emocionarse hablando de la Biblia como a Molina. Lo sorprendente es que se confiese no creyente. En uno de sus comentarios dijo: "a la hora de leer la Biblia, uno puede no tener una fe religiosa concreta, pues yo creo que se puede distinguir muchas veces entre la afiliación religiosa y una sensibilidad hacia lo sagrado. La noción de que hay cosas fundamentales de la experiencia que están ahí, y que no están en otros sitios." El valor cultural de la Biblia es otras de las razones que me motivan a difundirla. Más allá del propio contenido literario con obras magníficas como el libro de Job, que bucea en las profundidades del dolor y la enfermedad; o Eclesiastés que proclama la futilidad de la vida y la búsqueda de sentido, la Biblia como libro, ha sido el mayor agente de alfabetización que ha conocido occidente.  Me atrevería a afirmar que lo sigue siendo. La propia construcción del castellano como lengua tiene una deuda impagada aún con Casiodoro de Reina, su primer traductor desde las lenguas originales, como afirma Muñoz Molina. En este sentido, tengo que confesar mi aprecio por la versión Reina-Valera, porque al difundirla, siento que estoy vindicando la importantísima aportación cultural de los protestantes de la Reforma española”.

NÓMINA DE GANADORES DEL PREMIO BORROW

Recordemos que las ediciones anteriores del Premio Jorge Borrow de Difusión Bíblica tuvieron como ganadores al escritor Juan Antonio Monroy (2010), al teólogo Samuel Escobar (2011), al historiador Gabino Fernández (2012), a los teólogos y misioneros José Grau, José María Martínez y Pablo Wickham (2013), al biblista Plutarco Bonilla (2014) y al escritor Stuart Park (2015).

REPORTAJE FOTOGRÁFICO DEL COLEGIO FONSECA: MANUEL GARCÍA LAFUENTE

Ver más imágenes: