Miércoles, 13 de diciembre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

No va más: La hora de ser el Deportivo, el Eibar o el Córdoba

El Ciudad Rodrigo es el único equipo que tiene tres escenarios ante sí: salvación total, descenso por arrastre o descenso directo
El Ciudad Rodrigo en su visita a la Nueva Balastera del mes de octubre

El próximo domingo se cumple un lustro del inicio del movimiento 15M que hizo que España tuviera su Mayo del 68 en pleno siglo XXI. Aquel 15 de mayo del 2011 debía haber quedado únicamente como una jornada en la que Madrid se sumó a una serie de movilizaciones mundiales convocadas para ese día. Sin embargo, a la conclusión de la marcha, un grupo de personas decidió quedarse a pasar la noche en la Puerta del Sol.

Aquella madrugada apareció la Policía con la idea de desalojar a los pocos acampados que había, pero éstos convencieron a los agentes de que sólo querían pasar allí una noche tranquilamente. Les dejaron quedarse, llegó más gente y cuando realmente quisieron desalojarlos a la madrugada siguiente la chispa había prendido.

En este 2016, en el que el 15 de mayo vuelve a caer en domingo, el Ciudad Rodrigo Club de Fútbol está en su propia lucha por intentar quedarse y asentarse en un territorio inusitado tras toda una temporada recorriendo las nueve provincias de Castilla y León tras 33 años sin poder hacerlo. Tanto han dado de sí estos viajes que incluso ha habido tiempo para salir de las fronteras de la región para disputar la Copa Federación.

La última estación del viaje, curiosamente, es un territorio ya explorado, el Estadio Nueva Balastera de Palencia, donde los mirobrigenses jugaron en el lejanísimo mes de octubre frente al Palencia Balompié, ese equipo que el jueves presentó una camiseta para los playoffs que ha conseguido que, asciendan o no, todo el planeta fútbol esté hablando de ellos.

Aquel choque frente a los palentinos acabó, gracias a la colección de paradas del portero mirobrigense Manu, con 0-0 (el Ciudad Rodrigo apenas tiró dos veces a puerta en todo el partido), un resultado que en la jornada final de la 3ª División frente al Cristo Atlético les sirve a los mirobrigenses ‘en parte’.

Los escenarios del último día

Concretamente, con un empate el Ciudad Rodrigo lograría escapar del descenso directo, pero caería casi con total seguridad a Regional producto del descenso a 3ª del Atlético Astorga, salvo que el equipo leonés logre obrar el milagro en la jornada final de 2ªB, que se disputará de forma simultánea a la última de 3ª.

Ese milagro consistiría, en primer lugar, en que el Atlético Astorga ganara en casa al Racing de Ferrol, que el Sporting B no ganara al Guijuelo –que se juega entrar en la Copa del Rey- y que el Cacereño perdiera en su visita al Izarra –que no se juega nada-. Si esa carambola se diese, el Atlético Astorga quedaría quinto por la cola, con lo que jugaría la fase de promoción para evitar el descenso a 3ª junto a los quintos por la cola de los otros 3 grupos de 2ªB, bajando dos de ellos.

Si se consuma el descenso del Atlético Astorga –bien este fin de semana o en la promoción-, al Ciudad Rodrigo le queda para salvarse la vía del playoff de ascenso de 3ª a 2ªB. En este escenario, el Ciudad Rodrigo tendría que ponerse la camiseta del Zamora, la Gimnástica Segoviana, el Palencia Balompié y del Villaralbo o La Bañeza (se jugarán el domingo la última plaza libre) para que al menos uno de ellos ascienda a 2ªB. En este caso, el futuro del Ciudad Rodrigo no se dilucidaría hasta el último fin de semana de mayo, el 2º de junio o el último de junio.

Este escenario de estar pendientes del Atlético Astorga y del playoff de ascenso también se activará en caso de que los mirobrigenses pierdan frente al Cristo Atlético y que el Mirandés B no gane al Burgos Promesas, el equipo frente al cual el Ciudad Rodrigo consiguió su primera victoria en 3ª en el mes de septiembre.

El Mirandés B viene de 4 derrotas seguidas y su última victoria data del día previo en que fastidió al Ciudad Rodrigo: cuando ganó en el Francisco Mateos. Eso sí, el Burgos Promesas –el otro equipo que ganó de forma ‘cruel’ en el Francisco Mateos por 2-3-, no se juega nada y sólo logró sacar un empate en la anterior jornada en el derby de la capital burgalesa frente al Beroil Bupolsa tras cuatro derrotas seguidas. Curiosamente, si la última victoria del Mirandés B fue frente al Ciudad Rodrigo, la última del Burgos Promesas hasta la fecha fue frente al Santa Marta.

Todo lo que no sea una victoria del Mirandés B hará que éste equipo dé con sus huesos en Regional. En caso de ganar, necesitan que el Ciudad Rodrigo pierda frente al Cristo Atlético, sea por el marcador que sea, lo que haría que los mirobrigenses ‘heredasen’ la plaza de descenso directo que ocupa el Mirandés B antes de la jornada final.

Queda por hablar del escenario en el cual el Ciudad Rodrigo estaría el año que viene en Tercera División sin estar pendiente de los playoffs hasta quizá el mismo fin de semana de las Elecciones Generales. Ese escenario se daría en caso de que el Ciudad Rodrigo ganase al Cristo Atlético, que de momento les saca un punto en la tabla, y que tiene asegurado huir del descenso directo.

Un final totalmente abierto, como las grandes series

De hecho, es significativo que el Ciudad Rodrigo es el único de los tres equipos involucrados en esta pelea final que tiene los tres escenarios posibles ante sí (el Cristo Atlético o se salva del todo o desciende por arrastre; mientras que el Mirandés B o desciende de forma directa o por arrastre), lo que hace regresar al titular de la previa de la temporada: Sé el Depor, sé el Eibar, sé el Córdoba; pero esto hay que disfrutarlo.

Con sus grandes victorias, sus momentos duros –tanto dentro como fuera del campo-, sus noches épicas, sus derrotas dolorosas y con los puntos milagrosos, el Ciudad Rodrigo llega a la última jornada pendiente de escribir su destino: quedarse de forma directa en la categoría tras haber ascendido (lo que hizo el Deportivo en 1ª en la 2014/2015), quedarse gracias a otros resultados y circunstancias (lo que hizo el Eibar) o descender de forma directa tras sólo un año en la ‘élite’ (el ‘modelo’ Córdoba).

Ese destino se decidirá frente a un equipo que no existía en la anterior etapa del Ciudad Rodrigo en 3ª: el Cristo Atlético, que fue fundado en 1988 y que cumple su 6ª temporada consecutiva en 3ª. Frente a ellos, y como aquel titular de la previa de temporada, y como le dijo Pau Gasol a Kobe Bryant el día del último partido de ‘La Mamba Negra’: Disfruta.