Lunes, 18 de diciembre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

Multas de 600 y 700€ para los protagonistas de los “graves hechos” del encierro a caballo

CIUDAD RODRIGO | Esas multas se quedan en la mitad al aceptar las sanciones y pagarlas pronto

Las siete personas que fueron identificadas por las fuerzas de seguridad, y en consonancia por el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo, como autoras de “graves hechos” durante el encierro a caballo del pasado Domingo de Carnaval ya han sido sancionadas por la Junta de Castilla y León, el organismo sobre el que recae la responsabilidad de las sanciones administrativas en este tipo de situaciones.

En aquel encierro, los astados rompieron el mallazo de uno de los laterales de la bajada del Teso de Valhondo (escapándose dos de ellos) tras ser llamados por varias personas que habían accedido al tramo en el que estaba prohibida la presencia de espectadores. A partir de ese momento, las fuerzas de seguridad intentaron identificar al máximo número posible de personas que se consideraba que habían incumplido la normativa, accediendo a la zona prohibida y llamando a los astados.

Aunque se examinó numeroso material, finalmente sólo se pudo identificar a 7 personas, incluidas las dos personas que fueron corneadas de gravedad. El Ayuntamiento remitió toda la información recabada a la Junta de Castilla y León, proponiendo que fueran sancionados, como castigo lógico por la propia acción y además para evitar que se pudiera considerar que salía ‘gratis’ reventar un encierro.

Al ser calificados los hechos como “graves”, esas sanciones podían oscilar entre los 60,72€ y los 24.000,48€. Teniendo en cuenta esa horquilla, los sancionados han salido bastante bien parados, ya que han recibido unas sanciones relativamente bajas, de 600 y 700€, que incluso se quedarán en menos por pagarlas pronto.

Respecto a la diferencia en la cuantía económica, la Junta de Castilla y León ha distinguido entre las personas cuyo comportamiento no contribuyó a que el encierro se escapara y que por lo tanto no provocaron ningún riesgo en otras personas (pero sí estaban en una zona ilegal), y aquellos cuyo comportamiento provocó que el encierro se escapara con la consiguiente gravísima situación de riesgo (básicamente, los que llamaron a los astados). Los primeros han sido sancionados con 600€ y los segundos con 700€.

A las siete personas identificadas les comunicó directamente la Junta las sanciones, teniendo la opción de recurrirlas. Eso sí, si recurrían, perdían la posibilidad de obtener un descuento del 50% por pronto pago. Según la información que consta en la Junta, los multados han aceptado las sanciones, quedando por lo tanto las multas en 300 y 350 euros respectivamente.

En el proceso sancionador, el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo no ha intervenido, pero sí ha estado atento al proceso para saber si finalmente había multas por parte de la Junta. Una vez conocidas las cuantías impuestas, en el Consistorio se han mostrado sorprendidos por las mismas.

En palabras del alcalde Juan Tomás Muñoz, se trata de unas multas “desproporcionadas en comparación a las que se están poniendo por vía administrativa en Águeda del Caudillo o El Payo”. En esas localidades, varios responsables municipales han recibido sanciones superiores a los 700€ por incidentes acaecidos en los eventos taurinos de sus fiestas en los que no han tenido nada que ver directamente. Para Juan Tomás Muñoz, “no tiene sentido ese rasero”, entendiendo que las sanciones de la Junta a los que provocaron los incidentes en el encierro a caballo debían haber sido más altas.