Lunes, 18 de diciembre de 2017

Un Colegio Salesiano con mucha historia

En 1898 llegan a Salamanca los dos primeros salesianos para hacerse cargo del Patronato de Jóvenes Industriales San José, en la calle Compañía, frente a la iglesia de San Benito, pero estas instalaciones fueron insuficientes y se construyó el Colegio de Maria Auxiliadora

Esta congregación salesiana, llamada así en honor de San Francisco de Sales, fue fundada por San Juan Bosco, que recibió la aprobación del Papa Pio IX en 1858.

En el año 1898 llegan a Salamanca los dos primeros Salesianos llamados para hacerse cargo del Patronato de Jóvenes Industriales San José, que las Conferencias de San Vicente de Paúl mantenían en la calle Compañía, frente a la iglesia de San Benito.

Estas instalaciones desde el primer momento fueron insuficientes, por lo que se pensó en conseguir un colegio más amplio: El Colegio de Maria Auxiliadora, con director único y una comunidad salesiana.

Su llegada a España en 1881, y a Salamanca en 1898 fue todo un gran impulso y un acercamiento a este movimiento que comenzaba a extenderse por Europa e Iberoamérica. Un modelo que al margen de la religión fue muy valorado y aceptado por gobiernos liberales, que reconocían la labor formativa y su acercamiento a los niños y jóvenes de la calle.

FOTOGRAFÍA

  • Vista aérea del Colegio María Auxiliadora y su entorno. Hacia 1950.

Esperanza Vicente Macías