Viernes, 15 de diciembre de 2017

De serie

Motivación de los lunes

Hablar de repartir sonrisas y felicidad, además de poder caer en cursilería, parece molestar a algunos. La felicidad no es ninguna industria ni negocio, no es algo que se pueda comprar y a veces depende de las circunstancias y no de uno  mismo.

Ir sonriendo por la vida es simplemente una opción, a veces porque te sientes bien y otras porque prefieres no cargar contra ti mismo, entendiendo que de nada sirve enfadarse o frustrarse. ¿Y qué si vienes con las sonrisa de serie? No te preocupes si a alguien le molesta, una crítica a tu modo feliz de vivir, solo puede venir de quien quiere sonreír y no sabe cómo conseguirlo. Comparte, reparte y pon de moda la felicidad sin miedo.

Feliz semana y...¡a querese mucho!