Viernes, 15 de diciembre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

Un autobús provoca un atasco en el centro al lograr alcanzar la Plaza

CIUDAD RODRIGO | Durante la mañana del viernes despertó la curiosidad y la envidia un Ferrari aparcado en el ágora

El centro histórico de Ciudad Rodrigo tuvo en la mañana del viernes un inusual atasco, provocado por un autobús que llegó hasta la Plaza Mayor sin tener muy en cuenta la restricción que hay señalada al inicio de la segunda parte de la Avenida Yurramendi, única vía para que un vehículo de esas dimensiones pueda acceder al centro histórico.

Esa señal indica que no pueden acceder los autobuses con una anchura superior a dos metros, lo que es una ‘invitación’ a que ningún vehículo de ese tipo acceda. Sin embargo, este autobús llegó a alcanzar la Plaza por la calle Julián Sánchez. En ese camino, el vehículo siguió la dirección legal de la circulación. Sin embargo, no ocurrió lo mismo a la hora de abandonar el centro.

Así, fue necesario ‘parar el tráfico’ (por medio de la Policía Local) para que el autobús saliera en dirección contraria por la calle Julián Sánchez, de nuevo en busca de las Puertas de Amayuelas por donde había entrado.

Como se puede ver en la imagen, la presencia del autobús en la Plaza provocó que varios vehículos –entre ellos una hormigonera- tuvieran que esperar para moverse por el ágora mirobrigense, quedando el ágora mirobrigense ‘llena’ de vehículos.

Por otro lado, en la Plaza Mayor hubo otros dos elementos llamativos durante la mañana del viernes: un Ferrari (de matrícula francesa) que fue observado con curiosidad y envidia por todos los que pasaron por allí, y una bicicleta situada en el aparcabicis del ágora mirobrigense.