Miércoles, 13 de diciembre de 2017

El Colegio Esclavas‏ del Sagrado Corazón de Jesús celebra el Día del Libro

Toda la comunidad educativa participa en las actividades programadas, como un mercadillo de libros o una exposición de poemas

Con motivo del Día Internacional del Libro y con la fecha tan especial del 400 aniversario de la muerte del autor español más célebre, en el colegio Esclavas del Sagrado Corazón ha homenajeado al libro, a la lengua y a la palabra escrita. Ellos han sido los protagonistas, y los actores principales, todos los alumnos, padres, profesores y personal del centro.

Las celebración consistió en un mercadillo de libros usados que buscaban una segunda vida, venta de marcapáginas, regalos de frases sobre la importancia del libro y de la lectura, cuentos contados por los mayores para los pequeños, exposición de poemas de nuestros pequeños poetas, pintacaras, tatuajes … Fue la de ayer, día 22 una fiesta del libro, en la que todos disfrutaron del gran lujo que tenemos de poder leer y de tener qué leer.

 

MANIFIESTO:

Todos los años, el día 23 de abril, celebramos el día internacional del libro... pero este año, mañana, es un día aún más especial. El motivo de tal celebración es conmemorar el aniversario de la muerte de Miguel de Cervantes, pero también de William Shakespeare, en la misma fecha, en 1616. Se trata de los dos autores más importantes en la historia de la literatura de todos los tiempos, y este año es más especial, porque son 400 años desde que se fueron. Pero lo que estamos homenajeando aquí, no es la triste noticia de su muerte, sino la grandeza de ambos, los logros que realizaron, y para convertirlos a ellos y lo que ellos representan en centro de nuestro encuentro, como es el centro de nuestras vidas: EL LIBRO.

El libro, nuestro mejor maestro, nuestro amigo, nuestro confesor, nuestro compañero de aventuras, nuestro confidente de sueños, nuestro testigo de penas y de alegrías, nuestro pasatiempos favorito, nuestra mejor memoria del pasado y nuestra mejor guía para el futuro, nuestra paciente y silenciosa puerta, siempre abierta, nuestra libertad, nuestra recompensa, nuestro espíritu inquieto, nuestra ansia por descubrir, nuestro alter ego. Con él leemos, nos iluminamos, nos entretenemos, aprendemos, jugamos, descubrimos, nos ilusionamos, sufrimos, nos enamoramos, reímos y lloramos, vivimos millones de vidas distintas... Hoy no podemos entender nuestro mundo de otra forma, sin libros, y no importa qué forma tengan, reales o virtuales, con imágenes o sin ellas, están a nuestro alrededor, y son tan importantes como el pan, al agua o el aire que nos mantienen, son necesarios.

Ver más imágenes: