Jueves, 14 de diciembre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

El nuevo Plan de Protección del Recinto Amurallado, prioridad del Ayuntamiento

CIUDAD RODRIGO | Los técnicos municipales han procedido a medir todos los edificios y manzanas del recinto histórico

El Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo celebró en la mañana del martes una nueva sesión de su Comisión de Urbanismo, Obras e Instalaciones, uno de cuyos puntos del orden del día volvió a ser el Plan Especial de Protección del Recinto Amurallado, un proyecto que en estos momentos es “el debate urbanístico más importante que tiene Ciudad Rodrigo por delante”, en palabras del concejal de Obras Domingo Benito.

La importancia de la pronta elaboración de este nuevo Plan viene motivada por el hecho de que el actual Plan referente al recinto amurallado que tiene Ciudad Rodrigo “está desfasado”, en palabras de Domingo Benito, ya que data de julio de 1985, lo que provoca que haya trámites urbanísticos relacionados con la construcción difíciles de hacer porque no se recogen en el mismo.

Mediante este Plan quedarán regulados todos los aspectos urbanísticos, como la protección sobre las zonas patrimoniales y urbanísticas, las fórmulas de construcción que se pueden llevar a cabo, o los materiales que se pueden emplear en las obras.

El proceso de elaboración de este nuevo Plan se puso en marcha hace más de un año, viniendo trabajando desde entonces los técnicos municipales en el mismo. Dentro de este período de tiempo, se ha procedido a medir cada edificio y cada manzana del recinto histórico.

Lo que se viene realizando en las últimas comisiones de obras –algo que se continuará haciendo en las próximas- es que los técnicos municipales van explicando los pasos que se van dando. Por ejemplo, en la sesión de la mañana del martes se trató sobre la delimitación del Plan.

Además, se estimó incorporar a este Plan del Recinto Amurallado –aunque no estén dentro del mismo- dos espacios de Ciudad Rodrigo: el Puente Mayor y el Teso de San Francisco, que ya está declarado como Bien de Interés Cultural junto al recinto histórico de Ciudad Rodrigo.

Una vez realizada la medición de todos los edificios y manzanas, ahora toca proceder a la elaboración de la documentación técnica y de la normativa del Plan. Una vez ya se tenga el borrador del Plan, el proceso se abrirá a la participación de otras personas y entidades mediante el debate público, como por ejemplo el Colegio de Arquitectos. Asimismo también tomará parte la Comisión Territorial de Patrimonio.

Como apunta Domingo Benito, “todavía queda bastante por hacer”, pero el Ayuntamiento quiere que el nuevo Plan del Recinto Amurallado esté listo lo más pronto posible.