Viernes, 15 de diciembre de 2017
Las Arribes al día

Medio Ambiente rechaza la participación de cazadores en acciones de control del lobo

Ante la ineficacia de los aguardos, los agentes medioambientales realizarán batidas en pequeñas zonas de terreno donde se presuma la estancia de ejemplares que causan daño a la ganadería

Momento de la reunión que una delegación de alcaldes mantenían en la Diputación con el presidente, el delegado de la Junta y el jefe del Servicio de Medio Ambiente

El jefe del Servicio Territorial de Medio Ambiente de Salamanca,  Juan Carlos Martín Muñoz, transmitió a la delegación de alcaldes con los que este lunes mantenía una reunión en la Diputación Provincial, la imposibilidad de que cazadores con armas de fuego participen en las acciones de control del lobo que llevarán a cabo en breve agentes de Medio Ambiente.

Ante la ineficacia que han demostrado los aguardos para controlar los ejemplares que causan daños a la ganadería casi a diario, agentes de Medio Ambiente realizarán batidas en pequeñas extensiones de terreno en las que se presuma la estancia del ejemplar que comete los ataques. Cabe recordar que en algo más de un año solo ha sido posible abatir un ejemplar de lobo con incidencia de sus ataques en la comarca de Vitigudino.

En estos ganchos, solicitados por los alcaldes como medidas de urgencia para evitar los daños al ganado, se permitirá la participación de ganaderos o vecinos en la función de batidores, por lo que no podrán portar armas de fuego.

Como señalaba el alcalde de Peralejos de Abajo y presidente de la Mancomunidad de Vitigudino, Alfonso Castilla, a este diario, “nosotros no tenemos nada en contra del lobo, pero estamos en la obligación de defender nuestra forma de vida y la de nuestros vecinos, y en definitiva del mundo rural”.

Durante el encuentro, en el que los alcaldes comprobaron la “predisposición” tanto del delegado de la Junta, Bienvenido Mena, como del presidente de la Diputación, Javier Iglesias, a defender a los ganaderos, también reclamaron “que actúen” para poner fin a los ataques. Por ello, se mantendrán pendientes de la evolución sobre la eficacia de las nuevas medidas, y no descartan adoptar decisiones que querrían evitar.

Además, los alcaldes transmitieron la importancia de trabajar en un nuevo Plan de Gestión y Control del Lobo de acuerdo a la situación actual que presenta la especie. El objetivo a largo plazo de los alcaldes es que la normativa europea permita que zonas inminentemente ganaderas como la comarca de Vitigudino, al sur del Duero, puedan llevarse a cabo las medidas de control necesarias para “garantizar que sea una zona libre de lobos”.