Domingo, 17 de diciembre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

La lluvia obliga a pasar el Lunes de Aguas a cubierto

CIUDAD RODRIGO | Aunque paró de llover algo más allá de las 17.00 horas, ya era ‘tarde’ para salir al aire libre a comer el hornazo
El parking casi vacío de La Pesquera resume la jornada

Si el año pasado la jornada del Lunes de Aguas fue prácticamente veraniega (hubo algún joven que se llegó a bañar en el Águeda en la zona de La Pesquera), la celebración de este año ha sido casi invernal, obligando la meteorología a pasar la jornada a cubierto.

Aunque la mañana fue ciertamente positiva, sin llegar a llover, a partir de la hora de comer el cielo se puso a descargar, con bastante intensidad entre las 15 y 16 horas. Posteriormente, siguió lloviendo hasta que paró algo más allá de las 17.00 horas.

Sin embargo, ya era ‘demasiado tarde’ para salir a disfrutar del Lunes de Aguas al aire libre (además hacía una fría temperatura) por lo que hubo que optar por refugiarse en cocheras o peñas para degustar el hornazo en compañía de familiares y amigos.

En la isla de El Picón, donde el año pasado no cabía un alma, y que este año estaba muy encharcada, sólo hubo una pareja merendando, que pudo oír de fondo la música procedente del local de Farinato Sound en la antigua fábrica de harinas de La Concha.

Como es tradición, el Lunes de Aguas provocó el cierre de la práctica totalidad de establecimientos, con lo cual aquellas personas que andaban por ejemplo paseando por el centro -entre ellos dos grupos de turistas- ya que no podían ir a tomar al aire libre el hornazo, no encontraron ningún ‘entretenimiento’.

Aprovechando que el cielo se calmó según avanzaba la tarde, se pudo ver a unas cuantas personas paseando por las cercanías del río (con el paraguas en la mano por si las moscas) y al menos a un par de jóvenes corriendo preparando posiblemente la Media Maratón del último domingo de abril.

Ver más imágenes: