Lunes, 18 de diciembre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

Liderato nacional para el Parador en una Semana Santa ‘más larga’ y con mayor gasto

CIUDAD RODRIGO | También se destaca el regreso de La Charrada al Sábado Santo, día en que la Catedral tuvo hasta 384 visitantes
Aspecto de las calles mirobrigenses en la mañana del Sábado Santo

Pese a que este año ha caído bastante ‘alta’ en el calendario, desarrollándose íntegramente en marzo y sin cambiar todavía la hora (con lo cual ha anochecido más pronto), el período de la Semana Santa ha vuelto a suponer un revulsivo para Ciudad Rodrigo.

Con solo salir a la calle, ya se veía el tremendo movimiento que había, pero es que además ha tenido una notable repercusión económica, según las opiniones de distintos sectores recopiladas por Ciudad Rodrigo Al Día en las últimas horas.

Esas opiniones permiten sacar varias conclusiones: que la Semana Santa de este año ha sido ‘más larga’ (ha habido animación más días), que los turistas han hecho un mayor gasto, que el regreso de La Charrada al Sábado Santo ha sido un acierto, y que la mala climatología de ese día no ha estropeado el balance. En palabras de Eugenio Bernal, del Hotel Restaurante La Bodega, “cuando hay, hay para todos”.

Ha destacado la amplia oferta de exposiciones

En palabras de la concejal de Turismo del Ayuntamiento, Azahara Martín (que ha vivido su primera Semana Santa en el cargo), el balance es “súperpositivo”, apuntando como ejemplo más claro que “las oficinas de turismo han trabajado a reventar estos días”.

Hasta allí han llegado numerosas personas que descubrieron Ciudad Rodrigo en la Feria Internacional de Turismo, FITUR. La propia Azahara Martín reconoce que ella era un poco escéptica en torno a la repercusión real de la asistencia a este tipo de ferias, pero la vuelta de tuerca dada a la presencia mirobrigense en INTUR y FITUR (con showcookings, recreaciones o un speaker) ha dado su fruto.

En este sentido, se ha conseguido además “recuperar el turismo de calidad”, mostrándose los turistas “muy sorprendidos con la oferta cultural”, con hasta ocho exposiciones abiertas estos días (dos en la Casa de la Cultura, tres en el Palacio de Los Águila y 3 en el Seminario Diocesano).

Entre esos visitantes sorprendidos ha estado, según apunta Azahara Martín, el artista Jerónimo Prieto, que hizo una parada especial en la exposición Cervantes, Lengua del Alma del Seminario, ya que ha contribuido a la misma. Los primeros días de apertura de esta muestra han coincidido con la Semana Santa, apuntando uno de sus comisarios, Adrián Matilla, que la afluencia de público entre jueves y domingo ha sido muy alta. Junto a Jerónimo Prieto, también pasó por allí Salvador Sánchez Terán, quedando ambos “encantados”.

Como es habitual, uno de los puntos de referencia durante estos días ha sido la Catedral de Santa María, que ha sido visitada de forma turística (pagando) por 1.500 personas (frente a las 1.350 del año pasado), amén de las que han entrado en la nave central de la Seo durante el período de cultos, tras las procesiones, o en otros momentos como en la tarde del Jueves Santo, que estuvo abierta. La pregunta estrella, según apuntan las encargadas de las visitas turísticas, es “¿dónde está el retablo?”.

Como ocurre también cada año, el Sábado Santo fue el día de mayor afluencia, registrándose 384 visitantes (el récord en lo que va de año), unos 100 de ellos portugueses, un aspecto también resaltado por Azahara Martín: “ha habido mucho público portugués”. Aunque “sólo fueran de paso, han parado a comer o a cenar”, una característica común entre el tipo de turista de Semana Santa: “no se limita a hacer un recorrido rápido por la ciudad”.

Eso provoca que se llenen los aparcamientos, expresándose algunas quejas por ello, pese a que se ha podido aparcar en el glacis del foso de la Avenida Sefarad. Uno de los encargados de la vigilancia del servicio de la ORA, David García, apunta que “el mejor termómetro es ver las zonas del Parador y la Puerta de Santiago” para ver cuánta afluencia de público hay. En el caso del Parador, “ha habido coches incluso haciendo una línea en medio”.

Gran Semana Santa en hoteles y restaurantes

La masiva afluencia de público beneficia como es lógico a bares, hoteles y restaurantes, que han vivido unos días a tope de trabajo, como coinciden en afirmar Dani, del Mesón Las Tejas de la Plaza Mayor, o Eugenio Bernal, del Hotel Restaurante La Bodega: la Semana Santa ha ido “muy bien”, añadiendo Lorena, del establecimiento La Despensa, de la céntrica Plazuela del Buen Alcalde, que “ha habido más gente que el año pasado”.

En el Restaurante Estoril, según explica Maribel Martín, los servicios de mediodía han sido espléndidos, mientras que los de la noche también han sido buenos, aunque con menos ajetreo, como ocurre siempre en Semana Santa, una visión que también le ha llegado a Azahara Martín y que confirman desde otros puntos como el Restaurante Mayton.

A la hora del balance de la Semana Santa, Maribel Martín resalta la importancia del regreso de La Charrada al Sábado Santo. Con su cambio a la época veraniega, “en los últimos años había bajado la afluencia ese día, y este año se ha notado: el Sábado ha sido fenomenal”. De hecho, en su Restaurante no pudieron entrar a comer ese día hasta 40 personas “porque estaba a reventar”, dejando en anécdota que el sábado hiciera mal tiempo, un aspecto que sí afectó a aquellos establecimientos con terraza, o a la Feria de Cerámica y Alfarería. En todo caso, Maribel Martín considera que, “para las fechas que ha caído, el tiempo ha estado bien”.

También se ha quedado gente sin poder comer en el Parador, donde han vivido posiblemente su mejor Semana Santa de siempre (o al menos en mucho tiempo), llegando a ser el Parador de los 95 que componen la Red Nacional con una ocupación más alta durante estos días.

Según explica su actual director, Fernando Tizón (que lleva tres meses en el cargo), han tenido “un 98% de ocupación desde el viernes 18 hasta el domingo 27”, una cifra a la que no ha llegado ningún otro establecimiento de la Red. Asimismo, durante ese período de diez días han servido más de 900 cubiertos en su restaurante. Aunque la mayor parte de la clientela de la Semana Santa es nacional, en el Parador ha destacado la llegada de unos cuantos turistas ingleses.

El ajetreo de estos días ha sido tal que, como ya ocurrió el año pasado, los repartidores tuvieran que hacer un esfuerzo extra en la mañana del Sábado, ya que muchos establecimientos habían quedado ‘tiritando’ de existencias tras las movidas jornadas de Jueves y Viernes.

En palabras de Eugenio Bernal, el público “viene con más intención de gastar”. En esta misma línea, Dani del Mesón Las Tejas considera que “la Semana Santa ha crecido bastante en los últimos años”, opinión corroborada por Beatriz Jorge Carpio, de la Asociación de Guías Oficiales de Turismo de Ciudad Rodrigo: “el año pasado ya fue mejor que los de atrás, y este año aún mejor: estamos muy contentas”.

Otra de las integrantes de esa Asociación, Verónica Marcos, confirma que ha habido “más gente” no sólo desde su punto de vista como guía, sino también desde el establecimiento familiar, la Pastelería Marcos, en la calle Santa Clara. El amplio movimiento ha sido visto a la perfección por los responsables del Kiosco de Madera del parking del Mercado de Abastos. Para ellos ha sido su primera Semana Santa, por lo que no tienen con qué compararla, “pero se ha visto mucho jaleo”.

Dentro del Mercado de Abastos, se han vivido algunos de los días más intensos de todo el año, lo que hizo que abrieran el Jueves Santo por la mañana (igual que muchos supermercados): “hay que aprovechar estos días que viene tanta gente de fuera”, en palabras de Óscar Molanchín, que explica que la Semana Santa ha sido igual de buena que el año pasado. Dentro del Mercado, para Roberto Calvo, ‘el rey de la panceta’ desde la Cafetería Anfi, este año ha sido “de récord”, destacando el sábado con más de 600 pancetas hechas.

Una Semana Santa más larga

El propio Roberto Calvo resalta que el movimiento no se ha limitado a los días centrales de la Semana Santa, sino que “es desde el viernes de la semana pasada”. En este sentido, muchas de las personas preguntadas por Ciudad Rodrigo Al Día coinciden en afirmar que la Semana Santa de este año ha sido ‘más larga’, es decir, ha habido más días con movimiento que otros años. En palabras de Verónica Marcos, de la Pastelería Marcos, “ha habido gente de fuera toda la semana”, igual que expresa Eugenio Bernal: “la semana completa ha sido muy buena”.

La misma opinión tiene Beatriz Jorge Carpio, de Agotcir, la afluencia turística “no se ha limitado a los cuatro días centrales, desde el fin de semana pasado ha habido bastante gente, e incluso hoy lunes hemos tenido visitas guiadas mañana y tarde”.

El caso es que, aunque para muchos la Semana Santa concluyó el Domingo, para algunos lo ha hecho este Lunes de Pascua, que ha sido festivo en Euskadi, La Rioja, Navarra, Catalunya, Comunitat Valenciana e Islas Baleares. Este factor ha hecho que por ejemplo en la Catedral o en la exposición Cervantes, Lengua del Alma, se viera todavía un buen volumen de visitas en la mañana del lunes, lo que ha llevado por ejemplo, a que la Seo abra en la tarde del lunes (es su tramo horario de descanso).

Según apunta Maribel Martín, esperan que este cierto movimiento se mantenga al menos hasta el miércoles, último día de vacaciones escolares, o incluso más allá: Verónica Marcos apunta que en la Pastelería Marcos tienen encargos para el jueves de dulces, hornazos o empanadas. La concejal de Cultura Azahara Martín espera que la Semana Santa tenga su efecto positivo en los próximos fines de semana, por ejemplo, para acercarse a la ciudad a disfrutar de la oferta cultural, “que se va a mantener”.