Viernes, 15 de diciembre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

La Charrada ya está de vuelta al Sábado Santo con todo su espíritu original

CIUDAD RODRIGO | El bloque matinal incluyó pasacalles, una exhibición de doma vaquera y un primer festival en la Plaza Mayor a cargo de grupos locales

Cuatro años después, el Sábado Santo en Ciudad Rodrigo tiene de vuelta -justo en el año en que se cumple el 25º Aniversario de su Declaración como Fiesta de Interés Turístico Regional- a la Fiesta de La Charrada, que ha vivido tres ediciones en pleno mes de julio, donde conoció tanto la lluvia como el calor extremo.

En su regreso a la histórica fecha para la que fue creada, La Charrada está recuperando además su filosofía original, intentando resaltar lo máximo posible el folclore tradicional, abriéndolo a aspectos más allá del baile.

En este sentido, el foso de la parte izquierda de la Rúa del Sol acogió en el mediodía del sábado una exhibición de doma vaquera a cargo de varios jinetes, entre los que destacaron el mirobrigense Fran Vegas y el campeón de Castilla y León Rodrigo Bernal, procedente de Rámaga. La exhibición fue narrada por el nuevo coordinador de La Charrada, José Ramón Cid Cebrián, y por el padre de Rodrigo Bernal.

Los jinetes participantes en esa exhibición fueron a continuación los encargados de abrir un pasacalles de tamborileros, dulzaineros y bailadores, que en las primeras horas de la mañana ya habían recorrido varios barrios de la ciudad para llevar el ambiente festivo a todos los rincones posibles, dentro de una mañana con el cielo principalmente nublado.

En lo referente al pasacalles del mediodía, fue por la Rúa del Sol, zona del Árbol Gordo, Avenida Sefarad, Avenida Yurramendi, Cardenal Pacheco y Plaza Mayor. A lo largo de todo el recorrido –controlado por la Policía Local- se generó mucha expectación (además de cierto caos en materia de tráfico), especialmente entre los turistas que abarrotan estos días el centro de la ciudad.

El pasacalles concluyó en la calle San Juan, donde se descubrió una placa en honor a Dámaso Ledesma en la fachada de la casa donde nació. La placa fue descubierta por un sobrino-bisnieto del ilustre musicólogo mirobrigense y por el alcalde Juan Tomás Muñoz, quién recordó que este reconocimiento era una “deuda pendiente” que tenía la ciudad con Dámaso Ledesma, porque cuando falleció ya hubo intención de colocar una placa, pero sólo se recogió dinero para hacer un busto.

A continuación, todos los presentes volvieron a la Plaza Mayor para el festival matinal de esta 37ª edición de La Charrada, protagonizado por tres grupos locales: El Roble Charro, El Botón Charro de Miróbriga (con sus grupos de niños y adultos), y el grupo del Centro Social Aldea. Cada grupo bailó varias piezas, y como cierre, subieron representantes de todos los grupos para bailar algunas composiciones más de forma conjunta.

A las 17.00 horas, se desarrollará el festival principal de La Charrada, en el que intervendrán grupos de El Rebollar, el Campo Charro, La Ribera, la Sierra de Francia, y la zona de Peñaranda y Alba de Tormes. Además se contará con la Danza de Palos de Muelas del Pan (Zamora), y diferentes parejas de bailes charros.