Viernes, 15 de diciembre de 2017

El día más largo

“Hoy es la nada y el todo… Cuando llegue la noche que es todo día, se hará el fuego, se hará la fiesta, se hará la Pascua anhelada y rotunda de cada primavera”
Nuestra Señora de la Soledad (Enrique Orejudo, 1990) | Foto: José Fernando Santos Barrueco

Silencio. Hoy es la nada y el todo. Es Dios que duerme muerto, que muere dormido, que ha descendido al infierno… Si Nicodemo y Arimatea le bajaron de la cruz, Él sigue bajando hacia la profundidad de la que no podía estar más lejos para tocarla con la punta de los dedos y hacerla suya, derrotarla para siempre, ponerla bajo su poderío. Hoy se consuma la victoria de los cuarenta días en el desierto. Hoy la vida empieza a vencer a la muerte. Es el día más largo. María y los amigos, al fin reunidos, guardan silencio entre el miedo y la incomprensión. ¿Por qué? ¿Y ahora qué? Es un día largo para un largo camino desde Pizarrales hasta la Plaza Mayor. Un día para no sofocar la vela que ha resistido y que se atreve a romper la oscuridad de este día que es todo noche, confiada en que, cuando llegue la noche que es todo día, se haga el fuego, se haga la fiesta, se haga la Pascua anhelada y rotunda de cada primavera.

Tomás González Blázquez

Fotografía de José Fernando Santos Barrueco