Miércoles, 13 de diciembre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

Cervantes recibe un quijotesco homenaje en una exposición que también ensalza los libros y la libertad

CIUDAD RODRIGO | La muestra, ubicada en las depedencias del Seminario, incluye un ‘Pozo del Saber’
Inauguración de la exposición, con El Pozo del Saber como elemento más llamativo | Foto @kisanghani

Las dependencias del Seminario Diocesano de San Cayetano de Ciudad Rodrigo acogen desde este viernes una exposición en torno a la figura de Miguel de Cervantes, con motivo del 400 aniversario de su fallecimiento. La exposición ha sido una iniciativa del propio Seminario (impulsada por su rector, Juan Carlos Sánchez), que ha contado con el respaldo de la Fundación Ciudad Rodrigo, el Ayuntamiento y la empresa Feltrero.

Según explicó Juan Carlos Sánchez durante la inauguración de la muestra en la tarde del viernes, la idea empezó a fraguarse a finales del pasado curso académico, cuando planteó al claustro de profesores del Seminario la posibilidad de montar una muestra sobre Cervantes aprovechando las vitrinas y peanas que se emplearon en la muestra sobre San Francisco de Asís, y lucir los “tesoros bibliográficos” que tiene la biblioteca del Seminario.

A principios de este curso, se concretó la idea de la muestra, pensándose en una exposición modesta. Sin embargo, al final ha habido que dejar numerosas piezas fuera (principalmente libros), pudiéndose contemplar unas 100 piezas, siendo la más antigua un libro de 1529 dedicado al emperador Carlos V.

Alrededor de la mitad de las piezas de Cervantes, Lengua del Alma son del Seminario (que tiene 30 volúmenes de El Quijote), mientras que aproximadamente la otra mitad pertenece al mirobrigense Manuel Belda Rivero, que tiene una espectacular recopilación de volúmenes de El Quijote en diversos idiomas, además de otros objetos relacionados (como cajas de cerillas, cartas de juego o cromos).

En relación a los volúmenes, la exposición incluye más de cincuenta ediciones de El Quijote, tanto en castellano como en francés, inglés, portugués, quechua, danés, holandés o italiano, editados en Barcelona, Londres, Madrid, Oporto, París, Edimburgo, Lima, Copenhague, Lyon, Roma, Amberes, Venecia o Ámsterdam.

Para poder llevar a cabo la muestra ha sido necesaria la colaboración del Cabildo de la Catedral, Contracorriente Producciones, Afecir, DT Informática, Cristalería González, SPMundi, Carpintería Anduriño, Electricidad Madruga y Hermanos Moriche, mostrándose muy agradecido Juan Carlos Sánchez por su “gran profesionalidad”, ya que “han respondido muy bien”, posibilitando que la muestra esté abierta ya en Semana Santa.

En este sentido, el rector del Seminario reflexionó que él, junto a los otros comisarios, Juanjo Carreto, Anselmo Matilla y Adrián Matilla han hecho que “este sueño que era una locura sea una realidad”, remarcando que “estamos un poco locos como Don Quijote”, y que “sólo sumando podemos llegar” a hablar de “En un lugar de Miróbriga…”.

Durante la inauguración, el presidente de la Fundación Ciudad Rodrigo, Gonzalo González, planteó que esta exposición además de ir en beneficio de los mirobrigenses, tendrá repercusión fuera de murallas, siendo “una forma ideal para atraer turismo, ya que Cervantes es un escritor muy conocido”, opinión compartida por el alcalde de Ciudad Rodrigo, Juan Tomás Muñoz, que espera que “suponga un plus para el turismo”.

En este sentido, Juan Carlos Sánchez anunció que se va a presentar la solicitud para que la muestra forme parte de los actos por el 400 Aniversario de la muerte de Cervantes. En el acto de apertura de la muestra también intervino el Obispo Raúl Berzosa, que ofreció unas pinceladas de Cervantes y su religiosidad. Berzosa apuntó que cuando estuvo en Asturias fue patrono de la mayor colección de Quijotes del mundo, y que tuvo que dar conferencias sobre ello, ofreciéndose a darlas también en Ciudad Rodrigo.

Los bloques de la exposición

La muestra tiene tres bloques principales. El bloque inicial, a modo de prólogo y de introducción, arranca con un cuadro del Arcángel San Miguel ya que Cervantes se cree que nació el día de San Miguel Arcángel. Junto a ese cuadro está ‘El Pozo del Saber’, una recopilación de libros con la que se quiere escenificar las fuentes literarias de las que bebía Cervantes.

Así, se muestran algunos de los principales libros de la época de Cervantes, con volúmenes de Erasmo de Rotterdam, Nebrija o Luis Vives, junto a obras de Cicerón, Ovidio, Horario o Virgilio, por considerar que enriquecieron su bagaje cultural. Tal colección de volúmenes hace que la muestra sea también “un monumento al libro” en palabras de Juan Carlos Sánchez.

El primer capítulo de la muestra está dedicado a la época de Cervantes, incidiendo en el contexto histórico, cultural y religioso a través de diversos documentos, incluida la reproducción de un mapa de navegación que muestra las ciudades que enriquecieron culturalmente a Cervantes. En el ámbito religioso se incluyen un Cristo y una Virgen del siglo XVI. Mientras, en el aspecto literario, se recogen libros de la época en la que se fragua El Quijote en la mente de Cervantes, con obras de Quevedo, Juan de Ávila o Santa Teresa de Jesús.

El segundo y último capítulo está dedicado por completo a El Quijote como libro universal. Dentro de este bloque destacan Quijotes en numerosos idiomas, una plancha de imprenta de una página de El Quijote, o la posibilidad de leer el libro en un panel gracias a una lupa. Además hay un espacio donde se recrea la estancia de Don Alonso Quijano (aquí se quiere representar su enloquecimiento), y un espacio para los cuentacuentos, donde está previsto realizar actividades en primavera de la mano de la Fundación con chavales de 4º de Primaria en adelante.

En este bloque también se incluye la ‘L de la Libertad’, un “homenaje al libro y a las letras” que “resume lo que es Cervantes, que es amigo de la tolerancia y la libertad”.

La entrada a la muestra será totalmente gratuita en las jornadas del sábado 19 y el domingo 20 de 11.00 a 14.00 y de 16.00 a 18.00 horas con motivo del Día del Seminario. Del Lunes Santo al Domingo de Resurrección se podrá visitar de 11.00 a 14.00 horas, mientras que a partir del 29 marzo el horario habitual de apertura será de martes a domingo de 11.00 a 14.00 y de 16.00 a 18.00 horas. Está previsto que la exposición esté abierta hasta el mes de octubre. 

Ver más imágenes: