Martes, 12 de diciembre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

Consenso entre los políticos a la hora de hablar de despoblación en las Conversaciones en La Colada

CIUDAD RODRIGO | Los portavoces de los cuatro partidos con representación en el Ayuntamiento analizaron la situación y expusieron sus propuestas

Los políticos fueron los protagonistas de la 4ª jornada de las Conversaciones en La Colada organizadas por Cáritas Diocesana de Ciudad Rodrigo, para ofrecer otra perspectiva más de la temática de este año, la despoblación. La sesión contó con la participación de los portavoces de los cuatro partidos que tienen representación en el salón de plenos del Ayuntamiento mirobrigense, moderados por el periodista Ignacio Francia.

Como apertura, el moderador apuntó que se está produciendo “un tremendo suicidio demográfico” ante el cual “no se pueden negar las responsabilidades políticas” dentro de la cadena de responsabilidades. Como tema de reciente actualidad, apuntó la problemática del lobo, indicando que “son simplezas de este tipo las que nos han traído estas miserias”.  

Los políticos mostraron durante su intervención numerosos puntos de consenso, como que los Ayuntamientos tienen escaso margen de maniobra para combatir la despoblación, que es necesaria una mayor implicación social, que entre las causas de la despoblación se encuentran que las mujeres se marchan a las zonas urbanas como forma de liberación, o que es preciso mantener los servicios para evitar la marcha de la ciudadanía.

Siguiendo el orden de concejales que tiene cada partido en el Ayuntamiento, tomó la palabra en primer lugar el portavoz del PP Marcos Iglesias, que expresó que la despoblación es el “problema más importante que tenemos que afrontar los políticos y la comarca no sólo en Ciudad Rodrigo, sino en todas las de índole rural”.

El portavoz de IU, Domingo Benito, expresó una opinión similar, apuntando que es “un problema endémico al conjunto de la España rural, que se vacía independientemente de donde está situado”. Desde su punto de vista, la despoblación “está vinculada a la ruralidad, y a un tipo de ruralidad: en crisis”, añadiendo que la despoblación “no tiene que ver con quién gobierne, sino con qué modelo de sociedad vivimos”.

En este punto, es necesario hacer -en palabras de Marcos Iglesias- “un diagnóstico sin reproches, donde el único temor sea la despoblación”, añadiendo el portavoz del PSOE, Carlos Fernández Chanca, que es preciso que el diagnóstico sea “único y claro”. Para el portavoz de Ciudadanos, Joaquín Pellicer, hay que “concienciarse de lo que es el territorio, olvidándose lo individual”.

Las múltiples causas

A la hora de analizar las causas de la despoblación, se apuntaron unos cuantos factores, como la tecnificación del campo, el aumento del conocimiento de los jóvenes (que “dificulta la empleabilidad en el mundo rural”, como indicó Marcos Iglesias), la inmigración en general, la marcha de la mujer hacia lo urbano como medida de liberación, la lejanía de los grandes núcleos de población, la ausencia de comunicaciones rápidas, la contracción de la natalidad (a lo que contribuye que cada vez “haya menos parejas”, como recuerda Carlos Fernández Chanca), el tipo de reparto de la tierra, o la falta de oportunidades (“de trabajos y estudios, y de servicios sociales”, como señala Joaquín Pellicer). Para Domingo Benito, “no es tan importante saber porque se han ido, sino porque se quedan los que se quedan”.

Marcos Iglesias también aludió al estado de las relaciones con Portugal, “muy centradas en el turismo, dejando de lado una vertiente más comercial y empresarial”, además de que nos ha tocado como vecinos a la zona ‘pobre’ de Portugal, “lo que dificulta las relaciones comerciales”. Por su parte, como otro factor, Domingo Benito aludió a “la identidad: lo que hace a mucha gente marcharse es que no se sienten rurales”.

Las propuestas de solución

Para evitar la despoblación, Marcos Iglesias cree que hay factores a mejorar en varios ámbitos. En el social, Ciudad Rodrigo tiene que “despertar bastante, espabilar, sentir más su ciudad todo el año, no sólo el Carnaval; sólo se mueven 400-500 personas, el resto vive de espaldas a la sociedad”; en el empresarial, apuesta por “un mayor cooperativismo”, mientras que en el ámbito político, se preguntó cuál es la administración más competente para encargarse. En este punto, enumeró medidas que tiene la Junta que pueden favorecer el asentamiento de la población (como deducciones fiscales).

En la misma materia política, Carlos Fernández Chanca recordó que su partido lleva teniendo una actitud “combativa” durante todo el tiempo que lleva en la oposición en Castilla y León, reivindicando que se apliquen las iniciativas recogidas en el Plan del Oeste y en la Ley para el Desarrollo Sostenible del Mundo Rural. Además, planteó que en todas las acciones de la Administración se tengan en cuenta “criterios demográficos”. Para Joaquín Pellicer, “desde el Ayuntamiento es imposible enfrentarse a la despoblación”, considerando que son la Junta y la Diputación quiénes deben hacer políticas.

Como ideas concretas, Marcos Iglesias cree necesario realizar un plan turístico, abrirse más a la comarca (“porque a veces nos olvidamos”), fomentar el espíritu emprendedor, y apoyar la maternidad y a la familia, además de “remar todos juntos”. En esta línea, Joaquín Pellicer cree fundamental que haya “políticas participadas con la población”, recordando como buenos modelos para la comarca Abraza la Tierra.

Por su parte, Domingo Benito, pidió situar la despoblación en las agendas, además de “desplegar el Estado del bienestar en las zonas rurales”, con el desarrollo del ferrocarril, de escuelas infantiles asequibles, de la Ley de Dependencia, la mejora de los servicios sanitarios, la implantación de más ciclos formativos y la realización de acciones en materia de vivienda, “aunque el Patrimonio Municipal del Suelo se ha dilapidado”.

Concluidas las intervenciones de los portavoces políticos, se abrió un tiempo de coloquio con el público asistente. Tras un descanso, fue turno para conocer, de la mano de uno de sus concejales, Juan Jesús Delgado, la labor que se está desarrollando en la localidad de Monleras para intentar fijar población.

En la jornada final, se hablará de la despoblación desde una perspectiva religiosa. La sesión se abrirá a las 18.00 horas con la intervención de Teo Nieto, sacerdote en la comarca zamorana de Aliste. Posteriormente, habrá una mesa redonda titulada La Iglesia Diocesana ante el fenómeno del envejecimiento, la soledad, el aislamiento y la Despoblación con la participación del sacerdote Antonio Risueño, Ana Lucas, de Manos Unidas; Javier Ramos, José Ángel Alvira, de las Conferencias de San Vicente de Paúl; y Domingo Matías, de Cáritas.