Lunes, 18 de diciembre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

La tángana entre Ciudad Rodrigo y Unionistas se salda con 21 partidos de sanción en total

La sanción más alta, de 6 partidos, recae en el jugador de Unionistas que agredió al delegado del Ciudad Rodrigo

El Comité de Competición hizo público en la jornada del miércoles su resolución definitiva en torno a los incidentes acaecidos a la conclusión del encuentro disputado en los Campos de Toñete de Ciudad Rodrigo el pasado 27 de febrero entre los equipos juveniles de Ciudad Rodrigo y Unionistas. El Comité de Competición ha impuesto un total de 21 partidos de sanción, 9 correspondientes al Ciudad Rodrigo y 12 a Unionistas.

La sanción más alta, de 6 encuentros, es para el jugador de Unionistas Rubén García, quién, según recogió el árbitro en el acta, se encaró en la zona de acceso a los vestuarios con el delegado de campo del Ciudad Rodrigo, Sergio González, manteniendo ambos una discusión y siendo sujetado el delegado de campo por varias personas allí presentes. En ese momento, Rubén García lanzó “un puñetazo que impacta en la cara del delegado de campo” mirobrigense.

Rubén García ha sido sancionado en virtud del artículo 132.2, que establece un mínimo de 4 partidos de sanción para aquellos que tengan una “actuación notoria o pública que claramente atente a la dignidad o decoro el decoro que exige el desarrollo de la competición deportiva”.

En lo referente a Sergio González, le han caído tres partidos de sanción, al igual que a las otras tres personas a las que el Comité había suspendido cautelarmente la semana pasada hasta que procediera a resolver el expediente sancionador (por lo tanto, todos han cumplido ya un partido de sanción durante la pasada jornada): el entrenador de porteros de Unionistas, José Miguel Pérez, el jugador mirobrigense Roberto Esteban, y el jugador de Unionistas Javier Bueno.

Estas cuatro personas han sido sancionadas en virtud del artículo 149.2, que establece un máximo de 3 partidos de sanción, por “insultar, ofender, amenazar o provocar a otro, siempre que no constituya falta más grave”.

El acta del partido apuntaba que Javier Bueno, según se encaminaba a los vestuarios, se dirigió a un jugador mirobrigense en los términos “a la salida de te espero, te voy a matar”. Una vez en los vestuarios, se enzarzó en una discusión, “con una actitud agresiva, y extendiendo los brazos con el puño cerrado sin llegar a impactar sobre una persona”, con el jugador del Ciudad Rodrigo Roberto Esteban, “teniendo que ser sujetado y calmado por alguno de sus compañeros”.

Por último, respecto a José Miguel Pérez el acta indicaba que una vez acabado el partido, ingresó en el terreno de juego encarándose “con actitud agresiva y desafiante” con el delegado de campo del Ciudad Rodrigo, “teniendo que ser sujetado por varios integrantes de su equipo”.

A las sanciones mencionadas hay que unir los tres partidos de sanción impuestos directamente la semana pasada al portero mirobrigense Rubén Ignacio Zamarreño, que no jugó aquel partido por lesión.

Por otro lado, los dos clubes protagonistas de los hechos, Ciudad Rodrigo y Unionistas, han sido sancionados con 50 euros de multa cada uno por los propios incidentes.