Martes, 07 de febrero de 2023
Volver Salamanca RTV al Día
Hallan evidentes huellas de la existencia de castor euroasiático en el Parque Natural Arribes del Duero
X
LOS INVESTIGADORES APUNTAN A DOS HIPÓTESIS SOBRE SU PRESENCIA EN ARRIBES

Hallan evidentes huellas de la existencia de castor euroasiático en el Parque Natural Arribes del Duero

LAS ARRIBES
Actualizado 03/12/2022 15:07
Miguel Corral

El hallazgo ha sido realizado por la doctora en Biodiversidad y natural de Vitigudino, Teresa Calderón Sánchez, y ha sido publicado en la revista científica internacional ‘Hystrix, the Italian Journal of Mammalogy’

La doctora en Biodiversidad y natural de Vitigudino, Teresa Calderón Sánchez, ha sido la descubridora del hallazgo de rastros (árboles cortados y cortezas roídas) que evidencian la existencia de castor euroasiático en el Parque Natural Arribes del Duero, especie desparecida hace varios siglos de la Península Ibérica y que fue reintroducida en 2003 en la cuenca del Ebro mediante una traslocación no autorizada.

El hallazgo de estos rastros se producía el verano pasado en la ribera del Tormes, entre su desembocadura en el Duero (Ambasaguas) y aguas abajo de la presa de Almendra. Una vez confirmada la presencia del roedor con la ayuda de expertos en esta especie, se procedió a examinar la zona en busca de más rastros y a analizarLo el posible origen de los animales. Asimismo, se inspeccionaron 300 metros aguas arriba desde la desembocadura del Tormes en el Duero al objeto de determinar si la nueva colonia de castores llegó a ese punto del Tormes a través del Duero, aunque no se encontraron signos de este hecho, a lo que cabe añadir que la orografía del terreno en esta zona impidió una prospección mayor.

Estos hallazgos han sido recientemente publicados en la revista científica internacional Hystrix, the Italian Journal of Mammalogy, un artículo en el que sus autores (Teresa Calderón Sánchez, Alfonso Balmori-de la Puente, José M. Caballero, Daniel Rodríguez, Alba Caballero y Alfonso Balmori) proponen dos hipótesis para explicar la presencia del castor en esta zona transfronteriza del Parque Natural Arribes del Duero.

La primera de ellas apunta a la "expansión natural de la especie desde el punto más cercano (Soria), dado que algunos individuos pueden cubrir grandes distancias. Sin embargo, la tasa de expansión calculada por los autores para la cuenca del Ebro indica un avance de 15 kilómetros por año. Según estos datos, la especie tardaría unos 41 años en cubrir la distancia desde el punto soriano en el que han sido datadas poblaciones de castor",. señala Teresa Calderón.

Esta deducción, unida a la ausencia de rastros en territorios intermedios de la cuenca del Duero, "sugiere la consideración de una segunda hipótesis, la cual consiste en una introducción mediada por el ser humano". Precisamente, en la publicación se hace referencia a los perjuicios medioambientales que pueden ocasionar este tipo de introducciones, ya que "deberían ir acompañadas de estudios previos y de una gestión por parte de las autoridades competentes", pues de lo contrario la introducción de una especie “sin la gestión adecuada, puede enfrentarse a fuertes dificultades tales como depredación, desnutrición, etc.”, además de la posibilidad de “trasmitir parásitos o enfermedades peligrosas para la fauna autóctona”, por lo que los autores de este artículo consideran que “iniciativas descontroladas sin respaldo científico y técnico deben ser evitadas”.

Por último, cabe señalar que actualmente esta especie está incluida en el LESPRE (Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial) y, por lo tanto, está protegida. Las labores de seguimiento en la zona serán claves para conocer cómo evoluciona la expansión de la especie por el territorio.

Comentarios...