Viernes, 20 de mayo de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
El uso del agua, nuevo punto de fricción entre oposición y equipo de gobierno
X
nueva crítica desde la oposición

El uso del agua, nuevo punto de fricción entre oposición y equipo de gobierno

BéJAR
Actualizado 07/05/2022 09:33
Redacción

Los populares aseguran que se están perdiendo parte de los ingresos que proceden de las centrales hidroeléctricas que pertenecen al consistorio.

La legislatura en la ciudad al sur de la provincia esta siendo intensa en muchos aspectos y en el horizonte se abre una nueva ventana de discrepancia en torno a la gestión municipal que realiza el equipo de gobierno que forman PSOE, Ciudadanos y Tú Aportas Béjar.

El Partido Popular de la localidad textil ha puesto la mirada, en esta ocasión, en el gasto de agua y la parálisis que sufren las dos centrales hidroeléctricas de titularidad municipal. En el caso de la situada en el paraje del Tranco del Diablo, se está pendiente de la renovación de la concesión por parte de la Confederación hidrográfica del Tajo, mientras que en el caso de la turbina de Samuel Solórzano no están en funcionamiento “por el lugar donde se está cogiendo el agua” aseguraba en rueda de prensa el concejal del PP, Alejo Riñones.

Según afirmaba el popular “siempre se ha cogido el agua del Azud construido en el rio. De ahí se podía estar cogiendo el agua perfectamente y con la que llegaba al pantano, se llenaba y se podía turbinar. Pero ahora no se esta haciendo ni cosa ni otra”. Riñones declaró que esta es una muestra más de “la penosa gestión, porque no tiene otro nombre, que hace el equipo de gobierno”.

El Partido Popular esgrime que en otros años “se han sacado entre las dos centrales municipales más de un millón de euros para las arcas municipales, este año la Intervención Municipal sólo ha recogido en los Presupuesto 248.000 euros” y que este ocurre, en palabras de Riñones, “porque no se quiere trabajar. Sacar agua del Azud exige una limpieza diaria que este equipo de gobierno no quiere hacer”.

El partido en la oposición alerta que el hecho de que se esté usando agua del embalse de Navamuño para abastecer tanto a Béjar como la Mancomunidad de aguas “es una situación peligrosa. Se está desviando el agua y que no se entere la Confederación, no vaya a ser que nos cueste un disgusto” argumentó Alejo Riñones.

Este asunto ya salió durante el turno de Ruegos y Preguntas del pasado Pleno y en ese momento el alcalde de la ciudad, el socialista Antonio Cámara, argumentó que la decisión se ha tomado “bajo el criterio de los técnicos del Ayuntamiento”.

Comentarios...