Lunes, 17 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
La incontenible rabia e impotencia del PP
Profesor de Derecho Penal de la Usal

La incontenible rabia e impotencia del PP

OPINIóN
Actualizado 01/01/2022 09:34
Julio Fernández

Como siempre por esta época, el presidente del gobierno hace balance de la gestión realizada durante todo el año. Y hay motivos suficientemente acreditados para que Pedro Sánchez, en nombre del Ejecutivo, se sienta satisfecho con el trabajo realizado durante los últimos 365 días; porque ha cumplido con todas las exigencias de la Unión Europea para recibir los fondos de recuperación que corresponden a España por la crisis económica y social provocada por la pandemia de la Covid-19. Los requerimientos de Bruselas pasaban por la aprobación de los presupuestos, por una reforma laboral pactada con todos los agentes sociales y por la de las pensiones, que ajustan la subida anual al IPC correspondiente. En algunos casos –como ha sucedido en el acuerdo para la reforma laboral- el diálogo, la negociación y el consenso han sido los instrumentos más destacados, algo que no ocurría desde hace décadas. La sensibilidad, el talante político y el talento profesional de dos grandes gestoras, las ministras Yolanda Díaz y Nadia Calviño, en especial la primera, han pergeñado un acuerdo sin precedentes y con el escrupuloso respeto al espíritu de la Carta Magna, concretamente del artículo 7, es decir, el que establece que “los sindicatos de trabajadores y las asociaciones empresariales contribuyen a la defensa y promoción de los intereses económicos y sociales que les son propios”, a diferencia de la reforma laboral de 2012, del PP de M. Rajoy, que prescindió de una de las partes, los sindicatos, los representantes de los trabajadores. Y eso que el PP se define como el partido más garante de la Constitución. Ya se sabe, “dime de lo que presumes y te diré de lo que careces”.

Y ante estas noticias esperanzadoras para España y los españoles, ¿cuál es la reacción de la oposición del PP de Casado? Esconder la cabeza debajo del ala, comerse de rabia por dentro y por fuera e intentar torpedear los éxitos de la gestión gubernamental, porque, en realidad, lo que actualmente es bueno para España es nefasto para los intereses del PP, evidenciando los líderes de este partido una frustración incontenible. En las críticas a la gestión del gobierno siempre están presentes palabras y gestos compatibles con la derrota, la impotencia y la decadencia y la indecencia: gobierno radical, extremista, comunista, cómplice de los independentistas y terroristas y otras lindezas semejantes. Y lo hacen dentro y fuera del Parlamento, disparando contra todo el que cuestiona sus peregrinos argumentos. Sin ir más lejos, esa rabia incontenible y de la que no pueden salir los líderes del PP, la puso de manifiesto Cuca Gamarra -portavoz del PP en el Congreso- con el periodista Fortes, de televisión española, cuando éste le recordó que –hablando de política antiterrorista- Aznar también acercó a presos de ETA a cárceles cercanas al País Vasco y que Maroto, siendo alcalde de Vitoria, pactó cuestiones de gestión política con Bildu. Cuca Gamarra, en un gesto deplorable sin precedentes y poseída por el resentimiento y la impotencia y la cobardía le espetó al periodista “entiendo que ustedes estén en una tarea de blanqueamiento”, refiriéndose a ETA, algo que, evidentemente, sentó muy mal al periodista, que dijo que en 33 años de profesión era lo más indigno que le habían dicho en directo y en diferido.

Otro claro ejemplo del viaje a ninguna parte que está siguiendo el PP de Casado lo ha protagonizado el presidente de Castilla y León, Fernández Mañueo, quién obligado por su jefe y en un gesto desesperado por iniciar la conquista del poder en España, ha convocado elecciones anticipadas en esa Comunidad Autónoma y ha roto sorpresivamente con Ciudadanos, su socio de gobierno. Fransicco Igea, líder de esta formación, ha calificado la convocatoria electoral de “absoluta irresponsabilidad”, diciendo, además, que “Mañueco no es un hombre de bien. ¡Qué cojones piensa de la población de Castilla y León para tomar una decisión de este tipo!”. En realidad, Mañueco es otro político de “paja”, más obediente a las directrices de su jefe de filas que al trabajo por el interés general de los ciudadanos de Castilla y León y que, conforme a las investigaciones judiciales que se están llevando a cabo, parece que ganó las primarias a la candidatura a la presidencia de la Junta por el PP con una elegancia y transparencia bastante cuestionables.

La realidad ontológica del adelanto electoral en Castilla y León es el bombardeo demoscópico que los aduladores mediáticos de la derecha política están publicando periódicamente y de forma interesada. Encuestas que lo único que pretenden es generar tendencias, influir en los ciudadanos y crear un clima favorable a las pretensiones de la derecha, cuando los guarismos demoscópicos oficiales, los del CIS, no vaticinan los mismos resultados y eso que quién mejor pronosticó en todas las elecciones celebradas durante 2019 las gallegas y vascas de 2020 e incluso en las de Cataluña y Madrid en 2021 fue precisamente el CIS. FELIZ AÑO 2022.

Comentarios...