Lunes, 17 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Después de diez años -Toca seguir-

Después de diez años -Toca seguir-

OPINIóN
Actualizado 06/01/2022 09:37
Fermín González

"Para ejercer el periodismo, ante todo, hay que ser buenos seres humanos. Las malas personas no pueden ser buenos periodistas. Si se es buena persona se puede intentar comprender a los demás, sus intenciones, su fe, sus intereses, sus dificultades, sus tragedias."

(Ryszard Kapuscinski)

DESPUES DE DIEZ AÑOS, TOCA SEGUIR

Hasta ahora no falte nunca a mi cita semanal .Con el presente, de este último jueves, según mi blog son ya unas 398 veces, que he ocupado un espacio en esta página digital de salamancartvaldia.es, esto entre articulados de corte variado, entre lo social, lo político, denuncia, critica, educativos, y lo humano, así como otros de diversa índole. También me anuncia el cartel que pasan de 300, los dedicados a mi pasión taurina, sin contar las reseñas feriales, tanto de Salamanca como acontecimientos en la provincia. Y cuento esto, no como dosis de vanidad-para nada- llevo tantos años- que mi ego ha quedado diluido con el tiempo. Digo esto, porqué hace unos días, servidor ha vuelto a releerse muchos los artículos de mi colaboración, y en eso estaba; cuando me recuerdan, que han pasado diez años de estar en la liza periodística de salamancartvaldia.es.

Para la gente joven estos diez años han servido para coger experiencia, madurar, hacerse con los entresijos, supongo que se han dedicado a aprender, a pensar a razonar y decidir. Para servidor y otros colaboradores con los años precisos,- muchos llegaron y otros se han ido apagando y dejando de colaborar con este medio, también sigue siendo una forma de aprender, de sentirse capaz de crear un estado de opinión, de información, de denuncia social y política, sobre la base de experiencias contrastadas en algunas ocasiones, en otras evidentemente se deja notar la inclinación ideológica. Por ello antes de comenzar un nuevo año, y un nuevo ciclo con nuevas ideas y estructura de este periódico- me puse a releer artículos de años atrás-. ¿Qué cuál es el motivo?:

Sencillamente, no quiero repetirme excesivamente, y por otro lado, puedo de esta forma contestar a la pregunta de un amigo lector. “¿Cómo escoges los temas, y se te ocurren asuntos de variada recopilación, incluso de aquellos en los que se suscita tu favorita afición, a la fiesta taurina, y después de tantos años, aterrizas con asuntos nuevos?”... La pregunta se me antoja buenísima, acierto a contestar, haciéndole la observación, que algunos temas si tienen alguna semejanza sobre las mismas cuestiones y actitudes, aunque siempre he intentado explicar el porqué.

En efecto, algunas veces me asombra, que aún se me ocurran, asuntos nuevos sobre una u otra materia, y debo confesar, que hay días o semanas en que se agolpan los temas, y no sabes por cual decidirte, y otras en los que te cuesta dios y ayuda, vislumbrar ninguno. Recuerdo, que cuando escribía en otra publicación, se lo leía a mi mujer, con el fin de buscar ese punto de apoyo, o de crítica, en no pocas ocasiones se me echaba el tiempo encima con la hoja en blanco, o para encontrar ese título que le diera prestancia o entonara bien mi divulgación, con el fin de encontrar interés tanto para mí como para el lector, cuestión esta que no es una garantía de que así ocurra.

Por eso me desconcertó un poco el amigo lector, como si quisiera descubrir, si había alguna estrategia, para engancharse a la escritura de variado menú, para que, cada día de la semana aparezca tu artículo, del que no está uno muy seguro, que alguien pueda leerte. Nada… No hay nada, aparte de sacudirte la pereza, pensar, decidir y argumentar, de estar atento a lo que se suscita a tu alrededor, luego procurar entretener, crear un estado de opinión por medio de la palabra, sintonizar, con tus ideas, ser honesto y sincero, y como no: ponerle toda la pasión de la que te sea posible, y donde no falte la fina ironía, y un dúctil sentido del humor, con el fin de poder compaginar, las opiniones del lector agradeciendo tanto las que sean de felicitación y aliento como también las que son de desagrado, protesta o enfado.” A este respecto recuerdo un episodio de una loable serie de televisión Frasier. “Este tiene un programa de radio, y le pasan una cinta con las impresiones de una docena de oyentes, reunidos en el estudio para que se pronuncien. Todos menos uno lo elogian y están satisfechos, pero Frasier se obsesiona con el único dictamen negativo: “No me gusta, no sé, no me cae bien”. Logra averiguar el nombre del crítico y lo busca por toda la ciudad para que le explique qué no le gusta y por qué él le cae tan mal. Y desde luego, ha olvidado por completo las alabanzas de los demás”. Hay personas que no encajan y no soportan la crítica o falta de unanimidad. Hay otras a las que les excita por sistema irritar a parte de la población. El mayor riesgo de esto último es que se suele intentar halagar a otra parte, diciéndole lo que desea oír y convirtiéndola en “incondicional”. En definitiva el articulista en cuestión se hace previsible: sobre cualquier asunto, por novedoso que sea, ya se sabe qué va a opinar: No interesa, aburre leerlo. Uno en su modesta opinión, trata de no entrar a formar parte de estas dos clases, aunque lamenta carecer de otras estrategias. Aunque al releer de nuevo todas la piezas, no todas son de crítica “agria”, también las hay con mucha “chanza” y plagadas de buen “rollo”. Pero ante todo quiero agradecerles a los que con paciencia me leen. Felicitar a los compañeros, y desearles a todos un prospero año de 2022. Que sean rabiosamente felices; se lo merecen.- Creo…

Fermín González salamancartvaldia.es (blog taurinerias)

Comentarios...