Lunes, 14 de octubre de 2019

Se muere el puente medieval

PUENTE DEL CONGOSTO | No se corta ni siquiera el tráfico pese al deterioro de la estructura, con más de 8 siglos de historia, lamentan (REPORTAJE GRÁFICO)

[Img #432115]

Uno de los puentes más viejos y hermosos de Salamanca está enfermo y nadie lo socorre. La estructura del puente medieval de Puente del Congosto padece graves fisuras y desajustes, con muchas de sus piedras y arcos desencajados. Pese a la denuncia de los vecinos, las administraciones provinciales y regionales no toman cartas en el asunto.

[Img #432104]Este mismo reportaje gráfico que publica SALAMANCArtv AL DÍA de su colaborador Román Blázquez Jiménez, natural de la localidad, se ha remitido al Ayuntamiento y a la Junta de Castilla y León; pese a lo cual se ha hecho caso omiso a las peticiones de una intervención urgente para evitar el avanzado deterioro de su base, de la arcada y de todos sus estribos.

Los vecinos afirman que existe un grave riesgo de que se derrumbe en alguna de sus partes. Y pese a ello, “nadie, absolutamente ninguna autoridad, ha decidido incluso cortar la circulación de vehículos ligeros y pesados”.

El emblemático puente, que es vía pecuaria del Cordel de Merinas, y que atraviesa el río Tormes, está situado a los pies del Castillo de los Dávila, que en la Edad Media lo protegía, dentro de los sistema de vigilancia de la ruta Ávila-Ciudad Rodrigo.

Su origen se sitúa entre el siglo XII o XIII. En 1393 Enrique III concede a Gil González Dávila el señorío del Puente del Congosto, que fue quien construye el puente y el castillo.

HISTORIA

En 1497, a la reina Isabel la Católica hallándose en este castillo, le comunicaron el fallecimiento de su hijo, el Príncipe de Asturias. El emperador Carlos V se alojó también en el castillo camino de su retiro en Yuste.

El puente, el castillo y la villa pasaron a manos de los duques de Alba. En 1809 las tropas francesas lo ocuparon durante 2 años.

La planta del castillo, demarcada por la muralla perimetral, es de un hexágono irregular. Puede recorrerse, en su parte alta, en su práctica totalidad, por un camino de ronda. La entrada actual al recinto da acceso directo a un espacioso patio de armas al aire libre, parcialmente solado con lanchas de granito. 

[Img #432092]