Jueves, 4 de junio de 2020

“La Alberca, en el cine”

[Img #368581]

Ya hace un tiempo que me rondaba por la cabeza el contaros los acontecimientos cinematográficos que se dieron en La Alberca.

La primera película de la que os hablo, fue rodada en Madrid y París, en 1929, pero la protagonista si era una albercana, Manuela Barés (mi madre), acompañada con el Tío Mauricio, el tamborilero.

Es en La Alberca donde empieza el rodaje de “Las Hurdes, tierra sin pan”, (1932) dirigida por “Buñuel”, para denunciar la pobreza que sufrían los hurdanos.

A partir de aquí, se rueda en La Alberca “Sangre en Casilla” (1950) , dirigida por “Benito Perojo”

La siguiente fue, “El Lazarillo de Tormes”, (1950), novela homónima del siglo XVI,  dirigida por Cesar Fernández Ardavin.  Premiada con el Oso de Oro en el festival de Berlín en 1960.[Img #368287]

Una de las más conocidas fue, “Marcelino pan y vino”, (1954). Como protagonista Pablito Calvo y dirigida por Ladislao Vajda, según la obra de José Mª Sánchez Silva, premiada con el Oso de Plata del Festival de Berlín.

Hay una anécdota curiosa, yo tenía 8 años y con otros amigos nos fuimos con Pablito Calvo a las cuevas de la Pena el Águila, era la hora de rodar y el niño que no aparecía, aunque al final llegamos con la regañina pertinente.

La más espectacular de todas fue “El Valle de las espadas”, (1962), dirigida por Javier Seto, con Espartaco Santoni y Tere Velázquez,

Aquí tenemos otra anécdota: yo tenía 17 años, y terminada la sesión de la tarde del rodaje, iba calle abajo llevando en mi mano  dos rosas, eran para la jovencita de quien me había enamorado, pero al pasar al lado de la protagonista Teresa Velázquez, me dijo, “que rosas más bonitas”, y se las regalé, por lo que me tocó volver a por otras dos rosas, en los siguientes días tuvimos más de una charla.[Img #368293]

 Después se rodó, “La España insólita”, (1965), dirigida por Javier Aguirre,  era la España de los pueblos y sus tradiciones, pero de ínfima calidad fotográfica.

“Vida y muerte en La Alberca” (1967), Director Pío Caro Baroja, hermoso documental sobre los ritos y costumbres de los nacimientos y la muerte.

“La Guerrilla”, (1972), Director Rafael Gil, con Francisco Rabal y La Pocha.

“El gran Secreto”, (1980), Director Pedro Mario Herrero, con Francisco Rabal, María Asquerino, Emilio Gutiérrez Caba, y José Luis López Vázquez.

“Teresa de Jesús”,(1984), Directora Josefina Molina, con Concha Velasco

“Los alegres pícaros”, (1987), director Mario Monicelli con Vittorio Gassman.

Y por último “La Marrana”, (1992) director José Luis Cuerda, con Alfredo Landa y Antonio Resines

La Alberca es y seguirá siendo, ese lugar que enamora a cineastas, pintores, escritores, fotógrafos y a todos los amantes de las tradiciones, y donde nadie se siente extraño. [Img #368289]

 

“LA ALBERCA, DONDE LA HISTORIA SE VIVE”.

                                                                          Andrés Barés Calama