Sábado, 24 de agosto de 2019

Modelos de presencia en Internet

No todas las empresas requieren el mismo tipo de sitio web. Descubre qué sistema te permitirá potenciar tu negocio de la forma más adecuada.

Modelos de presencia en Internet. desde la web básica a la tienda virtual

La presencia de una empresa en Internet puede tener varios niveles, que presentamos de menor a mayor complejidad:

  • Web básica:
    que incluya información sobre la empresa, misión, sector, tipo de productos, localización física, vías de contacto (telefónico, correo-e, formulario), fotografías de instalaciones y otros datos generales y estables.
  • Blog autogestionable:
    permite mostrar novedades, ofertas, artículos, etc. Tiene la ventaja de su cómoda actualización, lo que facilita ofrecer contenido nuevo y renovado.
  • Redes Sociales:
    Pueden servir para atención al cliente vía web, como complemento del call center, con formularios de contacto, FAQ (preguntas habituales y sus respuestas), chats. Puede usarse FaceBook, Twitter…
  • Web corporativa avanzada:
    un sitio web más completo, con mucho contenido útil para nuestros potenciales clientes, novedades del sector, consejos para usuarios, etc.
  • Catálogo web:
    listado de productos completo o parcial, con exposición de ofertas, novedades, etc., pero sin realizar la venta y el pago por Internet. El cliente se pondrá en contacto con la empresa por el medio de su elección, y tramitará la compra por vía telefónica y pago por medios tradicionales (transferencia, contra reembolso…)
  • Venta vía eBay, Ciao…:
    marketplaces o canales alternativos de venta (compatibles con una tienda virtual propia) que pueden atraer muchas visitas, aunque también suponen costes mensuales y/o comisiones.
  • Tienda virtual:
    catálogo de productos (completo o parcial), con compra y pago por medios electrónicos (tarjeta de crédito, PayPal…) o tradicionales. El proceso completo de compra se realiza en la web.

Si la prioridad de la empresa es la venta directa, le interesará implementar una tienda online, o vender en marketplaces. Si su objetivo es el contacto con los clientes y mantener una comunidad activa, le será más útil potenciar sus redes sociales. Cuando es importante informar o mostrar frecuentemente promociones y novedades a los clientes actuales o potenciales, un blog permite la actualización sencilla de los contenidos. Una buena web corporativa potencia el branding (imagen de marca), lo que permite que los visitantes perciban a nuestra empresa como una de los líderes del sector.

Estos modelos se pueden complementar entre sí, y la empresa debe definir la estrategia que mejor se adaptará a sus necesidades.

 

¿Es posible optimizar mi sitio web?


No debemos olvidar que “Una estrategia web no es un proyecto, sino un proceso”. A menudo será decisivo ir midiendo el éxito de cada iniciativa, recabar información estadística de visitas, pedidos, páginas o productos más atrayentes, entre muchos otros parámetros, e ir redefiniendo los objetivos y optimizando los medios para obtener los mejores resultados.

En este camino, una empresa puede adentrarse por sí misma, sin personal técnico especializado y sin un plan adecuado, pero un proceso de ensayo-error siempre será mucho menos efectivo que trabajar junto a una empresa especializada en estrategias en internet, con un equipo de expertos en marketing online, informática y diseño gráfico.

 

Fernando Sánchez Gómez
www.DiseñoWebGlobal.es