Aspace Salamanca sigue creciendo con más de 550 socios, 45 voluntarios y 171 profesionales

En la ciudad de Salamanca y en la localidad de Villamayor de la Armuña atiende a más de 350 personas afectadas por Parálisis cerebral

Dirigentes de Aspace junto al alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, acompañado de la concejala de Bienestar Social, Ana Suárez

El alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, ha visitado hoy la sede social de ASPACE Salamanca y el centro de la entidad de Villamayor de la Armuña, con la intención de conocer de primera mano sus proyectos y para agradecer su contribución a favor de las personas con parálisis cerebral.

Durante la visita, en la que ha estado acompañado de la concejala de Bienestar Social, Ana Suárez, el regidor salmantino ha puesto en valor la gran capacidad y esfuerzo que realiza la entidad para aunar voluntades en torno a su labor, que les ha permitido crecer y tener una red de servicios para ofrecer una atención integral a sus usuarios.

ASPACE Salamanca comenzó a dar sus primeros pasos hace 42 años. En la actualidad cuenta con más de 550 socios, 45 voluntarios, 171 profesionales que trabajan en las instalaciones que la asociación tiene en la ciudad de Salamanca y en la localidad de Villamayor de la Armuña en las que atiende a más de 350 personas afectadas por Parálisis cerebral.

El abanico de personas con parálisis cerebral en cuanto a su discapacidad resultante es muy amplio, pero históricamente ASPACE Salamanca se ha caracterizado por prestar atención al colectivo de personas con más necesidades de apoyo para el desarrollo de su vida cotidiana.


La relación del Ayuntamiento de Salamanca con ASPACE Salamanca se ha basado siempre en el reconocimiento, apoyo y colaboración, que se concreta en un convenio que se mantiene desde 1999 y que este año asciende a 25.000 euros.

Igualmente, como entidad, ASPACE Salamanca participa activamente en la Comisión de Discapacidad y Salud Mental, y en la Comisión de Accesibilidad, coordinadas por el Área de Salud Pública del Ayuntamiento de Salamanca, aportando su dilatada experiencia y conocimientos en el ámbito de la discapacidad, y más especialmente de las personas con grandes necesidades de apoyo, muchas veces invisibles para la sociedad.

A la aportación económica anual, que en 2021 asciende a 25.000 euros, se suma la financiación de 100.000 euros en el año 2008 para el acondicionamiento de los locales situados en la calle Oropéndola como Centro Asistencial y de Rehabilitación, la aportación de 100.000 euros en 2018 para un centro multiservicios entre las calles Juan del Encina y Don Bosco, así como la aportación de 50.000 euros para un nuevo autobús que desde el año pasado permite el desplazamiento con mayor comodidad a las personas con parálisis cerebral y sus familias.

Fotos de Guillermo García