El SOS del Calle 4 Swim Club para no desaparecer

Al club de natación le faltan nadadores y realiza una llamada pública para poder sobrevivir en un momento muy complicado

Un grupo de nadadores / Guillermo García

El Calle 4 Swim Club ha lanzado un SOS para no desaparecer. Al club de natación le faltan nadadores y realiza una llamada pública para poder sobrevivir en un momento muy complicado. Para ello, SALAMANCA AL DÍA se puso en contacto con Antonio Luis Lucas, que ejerce como vocal para la entidad, para que explicase cómo era la situación en una entrevista.

Después de la llamada pública para pedir ayuda, ¿cómo está la situación en el club?

La situación que tenemos ahora mismo en el club es bastante precaria y la pandemia nos ha hecho mucho daño. Se nos han ido alrededor de 10 nadadores y nos hemos quedado en muy poquitos, concretamente en 16. Poco podemos hacer así. No sabemos si podremos acabar la campaña que acabamos de empezar.

¿Quiénes han intentado echaros una mano al ver que el Calle 4 se encuentra en un momento muy duro?

Los únicos que han tenido la intención de echarnos una mano habéis sido vosotros. Nadie se ha puesto en contacto con nosotros y parece ser que no interesa la natación por ser un deporte minoritario. Todos los años tenemos una subvención del Ayuntamiento y con eso nos vamos manteniendo poquito a poco.

¿De qué modo estáis intentando seguir adelante a pesar de las dificultades a las que os estáis enfrentando?

Vamos a luchar por terminar la campaña y la verdad es que estamos por y para los niños. Eso es lo que nos hemos planteado, pero nos faltan nadadores y sin ellos poco se puede hacer. Este año hemos llegado a un pequeño acuerdo con la Universidad de Salamanca y sí que algunos estudiantes se han interesado por el club. Ahora mismo tenemos a cuatro universitarios, el otro día varios chicos quisieron probar… pero está todo muy difícil.

¿Cómo ha sido la caída en el número de personas que teníais en el club y a qué se debe principalmente?

Hemos llegado a ser cerca de 50 nadadores hace tres o cuatro años. Ahí hubo una estampida y se fueron 16 personas y en este último año con la pandemia nos ha hecho mucho daño por el miedo al contagio y al contacto. Nos ha dejado muy tocados y estamos pidiendo por favor más nadadores, porque la situación es más precaria.


¿En qué ha cambiado el Calle 4 este tiempo?

El club lleva muchos años y yo unos ocho, mi hija también nada y desde entonces luchamos todos juntos. La directiva anterior se fue, nos dejó en la estacada por así decirlo y tuvimos que ser los padres los que tuvimos que hacernos cargo del club. En mi caso yo lo hice como vocal de la dirección.

Al estar en una situación tan dura y compleja, ¿qué tal os encontráis de ánimos?

Estamos muy decaídos, nos movemos mucho y hemos estado con varias empresas e instituciones para que nos ayuden de alguna manera. Cuando llegas y dices que eres un club de natación ves que no les llama mucho. La verdad es que ayudas tenemos muy poquitas, el año pasado nos echaron un cable varios patrocinadores para acabar la temporada.

¿Os habéis marcado un plazo en el que ya no podáis continuar?

Vamos a ir mes a mes, las cuotas de los socios se ingresan mes a mes y dependiendo de los que podamos tener. Hasta fin de año yo creo que lo tenemos prácticamente asegurado, pero el que viene no sabría decir una fecha.  Hemos pedido subvenciones al Ayuntamiento, a la Junta, a la Diputación… pero al ser un club pequeño son bajitas. Hay algunas que nos exigen tener 25 nadadores y no llegamos a ellos.

¿Cuál es el mensaje que queréis mandar desde aquí para intentar solventar los problemas?

Llevamos desde primeros de octubre que empezamos la temporada pidiendo nadadores. Necesitamos gente. Dicen que les da miedo la competición, pero nosotros no obligamos a ello. Hay algunos que solo vienen a entrenar y ya está. Nosotros competimos en Salamanca y Castilla y León, aunque hemos contado con gente que ha estado a nivel nacional.

Fotos: Guillermo García