Un preso de la cárcel de Topas agrede a dos trabajadores del centro penitenciario

El primero recibió varios golpes en el pecho, y la segunda precisó atención médica por lesiones en una muñeca y un cuadro de ansiedad

Uno de los patios de la cárcel de Topas

Un interno del centro penitenciario de Topas (Salamanca) ha agredido a dos trabajadores de las instalaciones, uno de ellos con varios golpes en el pecho, y una trabajadora que precisó atención médica por lesiones en una muñeca y un cuadro de ansiedad tras lo ocurrido.

Así lo ha dado a conocer a través de una nota de prensa el sindicato Acaip-Ugt, quien ha reseñado que los hechos ocurrieron el pasado fin de semana en el módulo 8 del centro penitenciario salmantino.

Acaip-Ugt ha criticado "las continuas agresiones" que sufren los funcionarios de prisiones, que cifran en una cada 36 horas en las dependencias españolas, y aseveran que los incidentes regimentales en los Centros Penitenciarios son "frecuentes" así como las agresiones que sufren los trabajadores penitenciarios que actualmente siguen "sin estar reconocidos como agentes de la autoridad" en el ejercicio de sus funciones, ha añadido el sindicato.


Según reivindican, esta medida es "imprescindible" para "dotar de armas jurídicas" a un colectivo de trabajadores de Instituciones penitenciarias "muy castigado". Asimismo, apuntan que es necesario facilitar a los trabajadores "la formación necesaria para enfrentarse a estas situaciones violentas así como un apoyo psicológico adecuado cuando se producen".

Para Acaip-ugt, "es básico que estos aspectos, junto con las mejoras retributivas y laborales necesarias sean urgentemente remediados por una Administración que mantiene la negociación colectiva paralizada, que sigue sin escuchar a sus trabajadores y que no tiene justificación alguna para no solucionar los problemas de su institución".

El sindicato ha remarcado en la nota de prensa que la cárcel de Salamanca "es actualmente el Centro penitenciario con más reducción de plantilla de España con más de 200 vacantes lo que supone más de un 30 por ciento de escasez de plantilla".