Castilla y León incrementará hasta un 40% la deducción por nacimiento o adopción en municipios de menos de 5.000 habitantes

El presidente de la Junta avanza que los próximos Presupuestos de Castilla y León serán realistas y enfocados a la recuperación económica

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, en una imagen de archivo

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha anunciado este jueves que los próximos Presupuestos Generales de la Comunidad “serán realistas y prudentes”, para lo que ya cuentan con un techo de gasto no financiero aprobado por el Consejo de Gobierno de 11.621 millones de euros, un 5,85% más alto que para el presente ejercicio. Unas Cuentas, además, “acordes con el escenario macroeconómico, y pensados para la recuperación y la cohesión social”. 

Así lo ha avanzado en la clausura de los actos con motivo del 40 aniversario de Iberaval, donde también ha apuntado que de cara a 2022 la Junta de Castilla y León prevé nuevas rebajas fiscales en el mundo rural para las familias y las empresas. Así, se incrementará un 40% la deducción por nacimiento o adopción en municipios de menos de 5.000 habitantes y se reducirá el impuesto de transmisiones en las empresas que se instalen en el mundo rural, además de bonificar la compra y el alquiler de explotaciones agrarias prioritarias y de fincas rústicas. Fernández Mañueco ha comprometido que se seguirán bajando impuestos en Castilla y León, la cuarta comunidad en competitividad fiscal, ya que es bueno para las familias, las empresas y la recuperación.

Recuperación                                                


Una recuperación que no es fácil, ha reconocido, y que puede verse lastrada por los datos de inflación, muy influidos por el alza del precio de la luz y otros suministros energéticos, ante lo que ha urgido al Gobierno actuar.

De cara a la recuperación que en Castilla y León avanza de la mano de unos datos de empleo con una evolución positiva o recuperación en términos de PIB, Mañueco ha llamado a participar a emprendedores, autónomos y empresarios de Castilla y León. A la vez que se ha mostrado convencido de que también contará con Iberaval, la Sociedad de Garantía Recíproca que es una historia de éxito y hunde sus raíces en la Comunidad, además de con presencia en otros puntos de España. Un referente en el sector, ha valorado el presidente, financiando proyectos viables y “haciendo posible que ideas nacidas del talento, el empuje y la ilusión” de muchas personas de toda España y de Castilla y León vean la luz.

Mañueco ha resaltado que Iberaval es un claro ejemplo de colaboración público-privada que funcionado, pues sin el apoyo de la Junta de Castilla y León es imposible entender lo que hoy esta Sociedad de Garantía Recíproca. Una colaboración, ha recordado, nacida del interés mutuo para prestar apoyo técnico, económico y financiero al conjunto del tejido empresarial, con unas herramientas cuya utilidad ha quedado patente en la pandemia, facilitando liquidez a autónomos y empresas.