Íñiguez se explica: “Que me silben todo lo que quieran, pero no a ellas”

El técnico del Perfumerías Avenida atendió a los medios de comunicación después del segundo partido en Europa de la temporada

Íñiguez, con Raquel Romo / Lydia González

Roberto Íñiguez, entrenador del Perfumerías Avenida, atendió a los medios de comunicación después del segundo partido en Europa de la temporada.

Valoración: “Muy buen partido del equipo, con unos porcentajes muy bajos… pero hemos competido bien. Dijimos en el descanso que los tiros hay que tirarlos con confianza, y que si no los meten es culpa mía. Ha habido foco y disciplina. Cualquier otro equipo se habría ido 20 arriba con facilidad con nuestros pésimos números”.

Toman nota las jugadoras: “Veo que ha tomado nota el público, pero que me silben a mí me encanta. Que me silben todo lo que quieran, pero no a ellas. Mi día a día son ellas, mi staff… He venido once años aquí y me han silbado siempre, entiendo que no comprendan cosas porque no están aquí. Quiero que ayuden a las jugadoras y que no haya malos gestos. No hay reacción del equipo a mis palabras, ayer dio gusto ver el entrenamiento. El partido más importante del año siempre es el siguiente”.

Público: “Yo no estoy aquí para explicarme al público. Yo al público lo quiero y es el mejor del mundo, lo he dicho siempre. Yo no había perdido nunca en Würzburg y mira que es difícil, pero siempre he elogiado a la gente y es una suerte. No puedo estar explicando día a día todo lo que pasa. Si una rueda de prensa la uso para provocar algo… es por algo. Las jugadoras tiene 24 horas mi puerta abierta. Yo quiero ser honesto por encima de todo y eso es lo más importante”.


Avenida de la segunda parte: “Ha sido el mismo que en la primera parte, pero sin acierto. Hay veces que nos tenemos buenos porcentajes, aunque eso ya lo sabíamos. Yo siempre me quedo con el equipo, no hay que quedarse con las palabras, sino con el mensaje. Hay veces que he buscado provocar al equipo, ¿os pensáis que les afecta lo del otro día? Dijeron que tenía razón”.

Encontronazo con el entrenador rival: “No voy a consentir que venga un entrenador de Letonia y me diga lo que tengo que hacer, que encima ni le entiendo. Yo no lo haría allí. Es un tema de respeto y no voy a permitir que le chille a Leo Rodríguez cuando tire un triple. Hay que respetar al rival”.

Nivel de su equipo: “Os gusta lo otro (a la prensa), el jaleo, cuando os doy vidilla, hoy os estoy aburriendo. Estoy contento y ayer también. Sé de baloncesto y entiendo las cosas”.