Iberdrola pinta ojos en los aerogeneradores de siete parques eólicos de Burgos para ahuyentar aves

Se trata de unos círculos concéntricos que miden un metro de diámetro que se han colocado a una altura de entre tres y cuatro metros en la base de los aerogeneradores

Este proyecto, que consiste en pintar de negro varios aerogeneradores, está basado en estudios de centros de investigación noruegos

Iberdrola ha marcado las torres de los molinos eólicos con dos vinilos en forma de ojos que simulan una mirada fija. Se trata de unos círculos concéntricos que miden un metro de diámetro que se han colocado a una altura de entre tres y cuatro metros en la base de los aerogeneradores. "Se ha comprobado que la colocación de estas figuras negras sobre la base blanca de las torres del aerogenerador evita el acercamiento de las rapaces", han apuntado desde Iberdrola.

Esta solución se ha puesto en marcha en siete parques eólicos en Burgos y ha supuesto el vinilado de más de 60 aerogeneradores, distribuidos entre los parques de Ballestas-Casetona, Cotera, Páramo Vega, Urbel del Castillo, Valdeporres, Viñas y Fuente Blanca. El proyecto no representa ninguna modificación en la estructura de los aerogeneradores, ni en los sistemas de funcionamiento ni en la producción eléctrica de los parques.

Ver vídeo

Además, desde la compañía han anunciado que se prevé la instalación de estos vinilos en otros seis parques eólicos en la provincia de Burgos y se estudiará el desarrollo en otros emplazamientos.

"Este método ha sido probado en el aeropuerto Lourdes-Tarbes-Pyrénnés en el suroeste de Francia, y ha demostrado ser el más eficiente para ahuyentar a las aves con una disminución del 65 por ciento en el número de rapaces observadas en las zonas del aeropuerto donde se colocaron los vinilos", han recalcado desde Iberdrola.


También ha implantado un proyecto para mejorar la visibilidad de sus aerogeneradores y disuadir a varias especies de aves en los parques eólicos de Zahara de los Atunes (Cádiz), Cavar y Zorreras (Navarra), según ha informado la compañía en un comunicado.

Este proyecto, que consiste en pintar de negro varios aerogeneradores, está basado en estudios de centros de investigación noruegos. Según dicho estudio, la reducción del avistamiento de aves tras la aplicación de esta medida puede llegar al 70 por ciento. Esta solución, que desde Iberdrola pretenden implantar paulatinamente en otros parques eólicos, proporciona un mayor contraste entre las palas y las hace más visibles para las aves.

Estos trabajos de adaptación de los aerogeneradores se han realizado a unos 100 metros de altura, con los aerogeneradores ya montados, e incluyen el lijado de las palas, su limpieza y el pintado, que se realiza en condiciones meteorológicas de poco viento y ausencia de precipitaciones, para garantizar la seguridad de los profesionales especializados en el mantenimiento y operación de aerogeneradores.

Por último, la compañía ha anunciado que prevé alcanzar "la pérdida neta nula" de biodiversidad en 2030, apostando por el impacto neto positivo en los nuevos desarrollos de infraestructuras. "Hemos realizado más de 1.450 acciones de protección a la biodiversidad en los últimos tres años, combinando la instalación de proyectos renovables con la conservación de la diversidad biológica de los ecosistemas, cuidando flora, fauna y patrimonio natural", han afirmado desde la firma.