Una persecución y dos detenidos, balance policial del sábado noche en Salamanca

Un joven se asustó y huyo en coche de los agentes, otro fue detenido por desobediencia y un tercero fue arrestado por hurto de móviles
Un agente de la Policía Local en un control de tráfico - Archivo

La Policía Local de Salamanca intervino anoche en tres sucesos que derivaron en una persecución en coche por el centro y dos detenciones.

A la una de la madrugada un conductor pretendía salir desde la calle Cañizal hasta Compañía, pero al ver un vehículo policial procedió a dar marcha atrás toda la calle hasta Tahonas Viejas y bajar hasta calle Ancha sin hacer caso a las advertencias y señales luminosas de los agentes. En el cruce con calle Ancha el fugado no hizo el stop e impactó con un vehículo del Ayuntamiento del servicio de alumbrado público. En el choque no se produjeron heridos. El conductor ofreció resultados negativos en alcohol y drogas, alegando que se asustó y huyó. Fue sancionado por conducción temeraria y no obedecer a los agentes.

Más tarde, un joven fue detenido por atentado a la autoridad y desobediencia grave. Sobre las 2:30 horas es sorprendido orinando en un árbol de la calle Bermejeros. En un primer momento huye, pero para al llegar a Gran Vía, lo identifican y sancionan. El joven quiere pagar en efectivo en ese momento, pero le explican que en Salamanca no se sigue ese protocolo. Insiste e incluso persigue a los agentes sin guardar distancia de seguridad.  Se le vuelve a pedir que abandone el lugar pero insiste de forma más acalorada, y es detenido.


Finalmente, otro varón fue detenido por sustracción de teléfonos móviles. Un coche con 3 jóvenes se saltó un semáforo en la Avenida de Mirat y es detenido por una patrulla. Los agentes comprobaron que los ocupantes habían estado involucrados en hurtos de móviles y dos fueron identificados por Policía Nacional pero un tercero huyó. En la guantera los agentes localizan los móviles y unas llaves. Al no poder justificar su procedencia ni demostrar que son suyos desbloqueándolos, es detenido.