La lava arrasa el campanario y 60 viviendas en Todoque

El Cabildo de La Palma lamenta la pérdida de alguno de los símbolos del municipio
La lava permaneció cerca durante varios días hasta esta tarde - EP

El presidente del Cabildo de La Palma, Mariano Hernández Zapata, ha lamentado la pérdida de algunos de los símbolos de Todoque tras la rápida entrada de la lava en el barrio, donde permanecía prácticamente sin moverse en los últimos días, y que ha provocado el derrumbe de la torre de la Iglesia, haciendo especial hincapié en que, juntos, los palmeros y los canarios van a ser "más fuertes que el volcán".

"Las últimas informaciones apuntan a que la lava ha hecho su aparición de manera agresiva acabando con algunos de los símbolos y algunas de las señas de identidad de este importante núcleo poblacional de Los Llanos de Aridane", dijo en el transcurso de una rueda de prensa celebrada en la tarde de este domingo. Este último avance ha acabado con cerca de 60 viviendas más.

Explicó que durante las últimas horas ha habido un importante flujo de lava que avanzó rápidamente por el flanco norte y que se unió a la colada principal, que era la que ya había llegado a Todoque, mientras que el flaco sur también se ha unido al principal. La lava había permanecido varios días en el barrio prácticamente parada pero las nuevas aportaciones han hecho que siga avanzando hacia la costa, aunque no se sabe si llegará en algún momento.


Hernández Zapata quiso mandar ánimos a todo el barrio porque "aunque se lleve nuestros símbolos, todos juntos vamos a ser más fuertes que el volcán". Asimismo, se mostró su "enorme orgullo" por la unidad con la que los palmeros se han enfrentado a la erupción, así como del resto del archipiélago por el "aluvión" de muestras de cariño y solidaridad, llegadas también de "todas las partes del mundo".

A los afectados, quiso mandar el mensaje de que el Cabildo no va a dejar que ni un solo minuto de trabajar por ellos, resaltado que "nadie" de va a olvidar de los palmeros que han perdido sus casas. De igual modo, el presidente observó que la primera prioridad que siga sin haber pérdida de vidas humanas y la segunda es solucionar la emergencia habitacional para los vecinos afectados.