Razones para el aprendizaje servicio en esta escuela

Esta escuela es un proyecto ecosocial. Combina el compromiso con los “últimos”, los excluidos sociales, los niños de protección o los expulsados de la escuela, con la protección del planeta.

El aprendizaje servicio es una brújula para orientar el talento de nuestros alumnos. Les permite saber para qué estudian en cada momento. Si estudian sólo pensando en un hipotético futuro los infantilizamos, su aportación ya sirve desde pequeños.

Deben ser protagonistas desde la escuela para utilizar los conocimientos adquiridos cada día para mejorar la sociedad. Proyectos reales que mejoran el entorno y la vida de quienes le rodean. Crea cohesión social y motiva el aprendizaje de los alumnos.

Por eso está en el curriculum y cuenta al menos en un cincuenta por ciento para la nota en todos los módulos y niveles. Permite trabajo cooperativo, por proyectos, descubre las inteligencias múltiples, la creatividad, mejora la autoestima, la tolerancia a la frustración y les hace sentirse útiles.

Aquí se realiza en los jardines, el monte de Linares, el CEA, las Dunas, quesería ecológica de Gomecello, huertas, Chamberí, viñas, apicultura, ropero, proyecto “Llenando Escuelas” en Marruecos, Paraguay,  y muchas colaboraciones en pueblos de la España vaciada de nuestra comunidad. Todo ello orientado a la integración social.

También cuenta cantar y bailar, hacer percusión, hacer fotografía y cine, … Esto significa que educamos las emociones desde el arte.

Con estos chicos organizamos el sábado veinticinco en el centro de formación profesional Lorenzo Milani la primera feria ecológica de productores ecológicos salmantinos. Ya organizamos el congreso de pastoreo e inclusión social.

Si se hiciera en más colegios no tendríamos que tener un aula alternativa ilegal durante más de quince años y donde cada vez llegan más niños de exclusión social y más niñas cada día más pequeñas.

Después de recuperar a varias niñas de doce años que estaban fugadas con adultos que abusaban de ellas, es llegar la época de colegio donde pasan seis horas dormidas en una mesa de atrás sin hacer nada y sin relación con nadie.

No lo pueden soportar y acaban en un absentismo escolar camuflado porque por su bien las recogemos nosotros en nuestra aula alternativa ilegal, sin apoyo y sin mandato por escrito de educación. Hacen aprendizaje servicio y una cata de más de veinte oficios hasta llegar a la formación profesional básica. Pero lo que es bueno un año, es un abandono durante  cuatro años.

Pero venga a hacer papeles y protocolos, da igual un colegio de quinientos  que una clase con cinco alumnos que hacen las mismas biblias para evacuar.

Hay soluciones  pero están primero las normas que las personas.