Mundo Rural

Ademán de la motivación para la creación que ya hemos visto, hay que preguntarse si hay algún tipo mecenazgo, alguien que les siguiera o motivara a hacer esos objetos.

Sabemos que muchos de los pastores eran asalariados de nobles y órdenes militares o monasterios, es fácil que cualquiera de ellos les hiciera encargos: para un pastor, el que un clérigo u obispo le solicitara un trabajo, una cuerna de caza, por ejemplo, suponía aplicar un empeño mayor que aquel que ponía en los sencillos objetos que el mismo utilizaba, en este sentido, cabe señalar que las mejores obras de los pastores casi siempre van asociadas con la persona a la que van destinadas.