Bracamonte al día

Una avería en la ambulancia paraliza temporalmente el traslado al hospital de un paciente en Urgencias del Centro de Salud

El problema mecánico obligaba a devolver a la paciente, menor de edad, al servicio de Urgencias, quedando al cuidado de los mismos profesionales sanitarios de Urgencias hasta que podía solucionarse el problema mecánico
La paciente volvía nuevamente al Centro de Salud para su cuidado hasta que se conseguía solucionar el problema mecánico de la avería
El área de Urgencias del Centro de Salud de Peñaranda ha vivido una situación de cierta tensión este lunes, tras el problema mecánico detectado en la ambulancia que llevaba a una paciente hasta el Complejo Hospitalario de Salamanca.
 
Eran pasadas las tres de la tarde cuando el vehículo sanitario se disponía a realizar el traslado de una menor de edad hasta el Hospital Clínico cuando, tanto el conductor como el equipo médico, se percataban del pinchazo de una de las ruedas delanteras de la ambulancia, lo que ha obligado a parar la evacuación casi a las mismas puertas del servicio para tratar de solventar el problema.
 
A este se unía el fallo general del sistema de aire acondicionado, lo que dejaba temporalmente  inhabilitado el vehículo medicalizado y obligaba a desplazar nuevamente a la paciente en camilla hasta las instalaciones de Urgencias del Centro, donde los mismos profesionales sanitar
ios se ha hecho cargo del cuidado y atención de la niña
hasta que finalizaba el cambio de la rueda, algo que finalmente se producía sin mayores problemas. 
 
El operativo inicial de reparación ha contado con el apoyo de efectivos de la Policía Local, quienes han estado ayudando en todo momento tanto en las labores como en asegurar el lugar.
 
Esta avería no deja de ser una anécdota sin mayores consecuencías, pero vuelve a poner de manifiesto la necesidad de una mejora en las infraestructuras del Centro sanitario peñarandino, que cuenta con peticiones desde hace años para su ampliación y poder incluir dentro de este el servicio de fisioterapia que hoy se encuentra en dependencias del pabellón municipal, además de una reforma profunda del área de Urgencias, sin olvidar la histórica petición de una UVI móvil y las más que evidentes necesidades de pintura y acondicionamiento de todo el complejo sanitario.