El sello de Calderón ya está en el Salamanca UDS

El periodista Carlos Cuervo analiza el duelo del conjunto blanquiengro contra el Móstoles que sirvió para abrir el campeonato de Liga en la cuarta división

Agradecimiento de los jugadores del Salamanca UDS a su gente por el apoyo / Lydia González

1-0. Partido sufrido, sin conceder y ganado por la mínima. El sello de Calderón. Es cierto que el debut del Salamanca UDS no fue espléndido y no enamoró a los aficionados, a la prensa, a los jugadores, al cuerpo técnico y seguramente a nadie… pero se ganó, que es de lo que va esto. Y en el Helmántico, que no es tan fácil como puede llegar a parecer.

Si algo se reclamaba en los últimos años es que no se podían escapar tantos puntos del ‘templo’ y el técnico gaditano cumplió a las primeras de cambio. Sé que es un partido, sí. No obstante, no todos son capaces de vencer como local en dicho lugar y no es para alzar la campanas al vuelo, aunque no está mal arrancar el curso así.

Con respecto al choque, dos partes muy distintas. La primera fue horrorosa, aburrida, sin ritmo, sin enganchar a la gente y con un PPV de 10 euros que a un servidor no le empezó a ir hasta el minuto 9 de partido. En fin. Las cosas de siempre en el Salamanca UDS y que te cabrean. Menos mal que en la segunda ya vimos a un equipo con hambre y ganas. 


Y en el 86’, premio. Ibán Ribeiro. El máximo goleador de la pretemporada decide la contienda para los de la carretera de Zamora. ¿Casualidad? Quién sabe… Ah, y poco se habla de la importancia de saber leer los cambios, ahí Calderón es muy, muy bueno. Eso si, no me gustó su planteamiento inicial al ir sin delantero centro, que no todo van a ser flores. El andaluz sacó al vasco al campo y los salmantinos se fueron a casa contentos. Uno de uno, toca seguir.