La vida sigue igual en Unionistas

El periodista Carlos Cuervo da su opinión tras el partido del conjunto salmantino y el Racing de Ferrol en A Malata

Héctor Nespral, con el balón en su poder / Racing de Ferrol

La vida sigue igual en Unionistas. Da igual cuando leas esto. El pasado 10 de enero, en pleno temporal ‘Filomena’ y de una gran polémica por el hecho de que el equipo charro viajase a Ferrol con las carreteras completamente nevadas, Álex Rey firmó el 0-1 para los suyos con un gran gol en los últimos instantes del partido. Hoy, 28 de agosto, y varios meses después después, el desenlace es el mismo: 0-1 en el minuto 89… pero ahora con diana de Cris Montes de penalti.

El partido de los de Dani Mori fue de más a menos… y de menos a más. Así son las cosas que tiene el mundo del fútbol. No empezaron mal sus muchachos para tardar poco en encerrarse atrás y el Racing de Ferrol pudo hacer mucho daño, pero su pólvora estaba mojada. Eso y que también que Salva de la Cruz, un poco criticado en su llegada a Salamanca, estuvo enorme. El mejor del partido me atrevería a decir. Las sensaciones al descanso fueron malas, de un equipo débil y que no se creía que estaba en Primera RFEF.


Pero todo fue un espejismo. La segunda mitad acabó yendo mejor para Unionistas y los cambios, especialmente el de Cris Montes, le dieron aire fresco al equipo. Estuvo listo ahí el ‘míster’. Los jugadores dieron un paso al frente y gozaron de alguna ocasión de peligro al pisar el área de Gazzaniga… hasta que Cris Montes fue el más listo de la clase y se colocó por delante de Diego Castro, que provocó un claro penalti y el ‘8’ marcó en el rechace de un penalti. 

En definitiva, un partido flojo que acabó de la mejor forma posible en el debut en la nueva categoría. Puro Unionistas. Siempre le acompaña una pizca de suerte, eso es indudable y el que no lo quiera ver es un necio… pero también es verdad que la suerte hay que buscarla, y Unionistas es experto en ello. Y no lo digo como una crítica, sino todo lo contrario. El año sea seguramente para sufrir por el potencial de sus rivales, aunque la carta de presentación de los del Reina Sofía ya esta ahí. Y todos los años es así.