Así se veía el incendio de San Felices de los Gallegos desde el espacio

Una reproducción del incendio tuvo que ser extinguido ayer jueves por las cuadrillas que vigilan el lugar

El incendio de San Felices de los Gallegos ha sido el más grave de todo el verano en la provincia de Salamanca. Según los cálculos de la Junta de Castilla y León, deja calcinadas 1.735 hectáreas de terreno, afectando a 90,34 ha. de encina y roble, a 1.344,27 ha. de matorral con arbolado y a 300,61 ha. de pasto. Todo el terreno pertenece al Parque Natural de Las Arribes.

La Junta declaró el incendio controlado a primeros de semana y se mantuvo personal de vigilancia. Diferentes focos se fueron reproduciendo en los últimos días, como el originado ayer jueves a las 17:14 horas, según indica el parte diario de incendios de la comunidad. La presencia de las brigadas ya en el lugar surtió rápido efecto, siendo controladas las llamas a las 17:35 horas. 


El incendió se caracterizó por su rápida velocidad de propagación de entre 300 y 500 hectáreas, estando además localizado en una área complicada, zonas escarpadas de difícil acceso que han complicado enormemente el trabajo de los equipos contraincendios. En las imágenes tomadas por el satélite Sentinel 2, que forma parte del programa europeo Copérnico de observación de bosques, se pudo observar la evolución del incendio. Incluyendo los focos de inicio de las llamas que parten de la carretera SA-324, uno de los argumentos que indican que el incendio fue intencionado.