Ajustes en el VAR de la "Premier League" inglesa

            El día 13 de agosto arranca la “Premier League” inglesa 2021/22 y se aventuran novedades en el “videoarbitraje”, tratando de evitar las polémicas suscitadas en la campaña anterior. El jefe de árbitros Mike Riley ha explicado las novedades que se van a aplicar que se resumen en tres aspectos: Fuera de juego marginal, los asistentes en los fuera de juego y las faltas dentro del área.

         “Hemos reintroducido efectivamente el beneficio de la duda al jugador atacante”, por ello se “aplicarán líneas de un pixel, colocando la línea de defensa y luego la línea de ataque. Las líneas de transmisión serán más gruesas y donde se superponen, esas situaciones ahora se considerarán como “onside”. Le devolvemos al juego 20 goles que fueron anulados la temporada pasada”. También para 2021/22 “se compartirá con los espectadores la imagen final que confirma la decisión de fuera de juego o no”. 

         “Hasta ahora se demoraba en levantar sus banderas los linieres cuando era probable que ocurriera una oportunidad de gol inmediata, incluso si pensaban que había habido un fuera de juego. Una vez que se había marcado un gol o se había ido la oportunidad, solo entonces los asistentes levantaban sus banderas para indicar la infracción inicial. Esto permite al VAR verificar si el atacante estaba en posición correcta y luego se podría otorgar un gol”. Para la próxima temporada los árbitros asistentes elevarán el umbral de lo que constituye una oportunidad de gol inmediata y obvia. Por ejemplo, un jugador atacante que recibe el balón desde una posición de fuera de juego por la banda ahora será señalado como fuera de juego por el asistente, sin esperar a que concluya la acción.

         Además, “algunos contactos pequeños simplemente no son faltas, son parte del juego”. También “los árbitros serán más exigentes a la hora de decretar un penalti, no todos los contactos serán castigados con la pena máxima”. Y una evidente conclusión: “Hemos perdido un poco de ese deporte de contacto, probablemente por la intervención del VAR”. Los árbitros tendrán que responder a tres preguntas antes de señalar penalti: ¿Hay un contacto claro y adecuado? ¿Ese contacto tiene una consecuencia? ¿Hace que alguien se caica o es la motivación del jugador utilizar ese pequeño contacto para caer al suelo?