Algo así como una décima

En el centro de Xalapa
me contemplo en mi escritura.
De la faz de mi ventura
el amor no se escapa.
Como al héroe es la capa
a mi voz es la dulzura.
Esa prenda blanca y pura
mi poesía la atrapa.
Mas mi canto te lo debo,
a tu escucha yo lo elevo.

Las personas no venimos
como islas a la tierra.
La palabra nos encierra
en su unión cuando vivimos.
Poco a poco escribimos
una historia que se cierra.
El misterio nos aterra
pues el fin lo presentimos.
Por tu bien mi copa bebo,
en mi son mi vino llevo.

 

Croissantería París, Salamanca

 

 

Xalapa-Equez., Veracruz, México
31 de julio de 2021
Juan Angel Torres Rechy
torres_rechy@hotmail.com