Más de 5.000 salmantinos salen de las listas del desempleo en el segundo trimestre 

En Castilla y León, el desempleo aumenta según los datos de la EPA, registrando la tercera peor evolución del país
Oficina del Ecyl en Salamanca, en una imagen de archivo

Notable descenso de los desempleados en Salamanca en el segundo trimestre de este año, tal y como reflejan los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Así, el número de desempleados en Salamanca se sitúa en 18.800, lo que se traduce en 5.300 menos que en el primer trimestre. 

Por su parte, también son positivos los datos de ocupación, ya que la provincia salmantina cuenta actualmente con 129.300 personas ocupadas -con un aumento de 5.100 con respecto al trimestre anterior-, situándose la tasa de actividad en el 53%. 

Menos positivas son las cifras que arroja el conjunto de Castilla y León. El número de desempleados  aumentó en 800 personas en el segundo trimestre de 2021 -el año pasado cayó en 1.200 personas- un 0,59 por ciento más, frente a un descenso del 3,01 por ciento en España, lo que sitúa el total de desempleados en la Comunidad en 139.000 con una tasa de paro del 12,59 por ciento sobre la población activa (2,67 puntos por debajo de la media nacional, que alcanza el 15,26 por ciento) y ligeramente superior a la del mismo periodo de 2020 (12,35 por ciento), según los datos de la EPA. 

Se trata de la tercera peor evolución del paro del país, que cayó en casi todas las comunidades, salvo en Cantabria (6,71 por ciento), Comunidad Valenciana (3,96 por ciento), Castilla y León (0,59 por ciento), La Rioja (0,42 por ciento) y Madrid (0,01 por ciento).

Además, en comparación con el mismo trimestre de 2020 el paro aumentó en 8.400 personas en Castilla y León, un 6,40 por ciento más, cuando en España creció en 5,22 por ciento (175.900 personas). Se trata en este caso del séptimo mayor incremento del país que anota aumentos en casi todas las autonomías, salvo en cinco.

Sin embargo, entre abril y junio de este año se han ganado en Castilla y León 10.000 empleos respecto al trimestre anterior, una subida del 1,05 por ciento, por debajo de la media nacional que es del 2,42 por ciento, que sitúa la cifra de ocupados en 965.100 personas. Se trata en este caso del segundo menor aumento de los ocupados, sólo por detrás de Madrid (0,52 por ciento).

En comparación con el segundo trimestre de 2020 se han creado 38.000 empleos en Castilla y León, 4,10 por ciento más pero inferior de nuevo en comparación con la media (5,72 por ciento). Castilla y León registra en este caso el quinto menor aumento de la población ocupada que subió en todos los territorios, salvo en Ceuta (-3,38 por ciento).

En cuanto a la población activa, Castilla y León registró un aumento del 0,99 por ciento en el segundo trimestre de 2021 (10.800 activos más), séptimo menor aumento del país donde creció en todas las comunidades salvo en Aragón (-0,21 por ciento) y en Melilla (-1,05 por ciento).


Por su parte, la variación interanual es del 4,38 por ciento (46.400 activos más), quinto menor incremento de las comunidades autónomas. En España la población activa aumentó un 1,55 por ciento respecto al trimestre anterior y un 5,64 por ciento a nivel interanual.

Así, en el segundo trimestre de 2021 la población activa de Castilla y León se situó en 1.104.100 personas (965.100 ocupados y 139.000 parados) lo que situó la tasa de actividad en el 54,24 por ciento (58,58 por ciento a nivel nacional).

Por sexos, la tasa de actividad entre los hombres se situó en el 59,72 por ciento (63,59 por ciento a nivel nacional), con 536.100 varones ocupados y 61.900 en paro (la tasa de desempleo para este colectivo es del 10,35 por ciento frente al 13,39 del resto de la nación).

Entre las mujeres la tasa de actividad en Castilla y León se situó en el 48,92 por ciento (53,83 por ciento en España), con 429.000 mujeres ocupadas y 77.100 en paro (la tasa de desempleo fue del 15,24 por ciento frente al 17,36 por ciento de España).

Valoraciones

UGT: “Creemos que ahora es el momento de asentar la recuperación económica bajo las premisas de la igualdad y la justicia social. Por eso, hay que derogar ya las reformas laborales y apostar por políticas que incentiven la calidad del empleo, porque no podemos seguir instalados en un mercado de trabajo volátil, precario y parcial”. “Asimismo, se deben mejorar las rentas de los trabajadores y trabajadoras, especialmente los que menos ganan. En este sentido, UGT considera que la subida del SMI este año es imprescindible para relanzar el empleo, mejorar su calidad e impulsar el crecimiento económico”. 

Confederación Empresarios de Salamanca: Ante esta mejora importante del empleo, CES pide que las pymes y los autónomos se pongan en el foco para que haya una verdadera  reconstrucción y transformación del modelo económico, y que sean una prioridad para el  Gobierno con el fin de evitar más cierres de negocios y despidos. “Las pymes y autónomos  son los grandes generadores de empleo en España. Las administraciones tienen que  apoyarles en mayor medida para que esta buena tendencia del paro se vaya consolidando en los próximos meses”. El presidente de CES, José Vicente Martín Galeano, sostiene que los empresarios están  acusando de forma muy profunda en su actividad los efectos de la pandemia del Covid-19, si  bien destaca “la extraordinaria y admirable capacidad de adaptación que están teniendo las  empresas durante la situación actual”.