“En pocas semanas hemos pasado de contratar viajes a diario a no dejar de cancelar"

El presidente de la Asociación Salmantina de agencias de viajes asegura que “la situación se complica cada vez más” y asegura que “se puede viajar, debemos aprender a convivir con el virus”
La asociacion salmantina de agencias de viajes pide "coherencia en las medidas políticas" para superar la crisis por la quinta ola
Era un verano que se vislumbraba con cierta luz y una aparente vuelta tímida a preparar las maletas y elegir destino al que viajar, con la puesta en marcha de los planes vacacionales para los ciudadanos, marcados por el avance de la vacunación frente al Covid-19 y la situación de contagios ‘relativamente’ estabilizada.
 
Una época estival, que en circunstancias normales tendría al gremio de las agencias de viajes en Salamanca a pleno rendimiento, recibiendo el goteo continúo de personas que buscan asesoramiento y organización de unas ansiadas vacaciones. Pero todo se comenzado a torcer con la llegada de la quinta ola pandémica, volviendo a disparar los contagios y las medidas de prevención, algo que ha cambiado y mucho el panorama de los profesionales del sector.
 
Juan Carlos del Val es el presidente de la Asociación Salmantina de Agencias de Viajes (ASAV), además de responsable de una de ellas, quien asegura que la situación hoy por hoy “cada vez se complica más. Yo volví a abrir la agencia cuando desapareció el cierre perimetral. Poco a poco se fue animando la gente con la bajada de contagios, volviendo a mirar y contratar viajes. Pero desde hace algo más de dos semanas nos estamos encontrando con muchas cancelaciones, mientras que otros clientes van reservando para fechas lejanas, aunque todos están a la expectativa de cómo se va desarrollando la situación”. 
 
Y es que la realidad de este mes de julio y con seguridad la de agosto, ha cambiado y mucho la situación y la forma de trabajar para las agencias ya que, tal y como apunta Juan Carlos, “hay que estudiar mucho las condiciones y limitaciones de cada lugar, especialmente entre países, ya que cada uno tiene las suyas y las van cambiando casi de manera continua. Todo esto lo complica mucho, es una locura”.
 
Sobre la situación que viven en esta recta final del mes de julio, el president
e de ASAV la define en pocas palabras: “Hemos pasado de contratar a diario a cancelar a diario. La realidad ha cambiado radicalmente” mientras que las previsiones que manejan para el mes de agosto están muy condicionadas ya que, tal y como afirma, “la gente está temerosa y mira mucho a la hora de viajar, pero creo que tenemos claro que, o aprendemos a convivir con el virus o nos quedamos en casa. Al final te estas juntando con gente para comprar o en la vida diaria general, viajar se puede hacer igual”.
 
Más allá de la pandemia, las agencias de viajes se codean cada día con el fenómeno de internet, algo que, especialmente con la llegada de la pandemia y el confinamiento, ha tomado más fuerza de la que tenía. Una situación sobre la que Juan Carlos del Val explica que “sabemos que las grandes plataformas evidentemente tienen mayor capacidad de desarrollo y mayores productos, pero en cuanto a precios puedes encontrar lo mismo en agencia que en internet. Hacemos viajes negociados siempre. La gente viene por la agencia nos llama principalmente para informarse y conocer cómo está la situación, nos tienen presentes generalmente” resaltando las grandes diferencias que separan ambos sectores, asegurando que “nosotros llevamos a cabo un asesoramiento personalizado, sacamos tarjetas de embarque, realizamos los formularios, tenemos el teléfono 24 horas operativo…el trato sin duda es mucho más personal y cercano”.
 
En definitiva, un panorama que vuelve a vislumbrase inestable y que también necesita apoyo desde las instituciones. Desde ASAV aseguran que “o trabajamos todos o no seguimos adelante. Hemos pedido reuniones en la Junta para tratar con ellos las políticas a seguir, especialmente en cuanto a cierres perimetrales” y reclaman que “se nos ofrezcan un mínimo de claridad en la política y que cuenten con nosotros para tomar decisiones. Un poco de coherencia en las medidas es muy importante para no hundir el sector”.