Distintas vacaciones

Nuestras chicas y chicos siguen aprovechando el verano en la Casa Escuela. Muchos trabajando de camareros, jardineros, etc.

Los demás por la mañana dar de comer a aves rapaces, ovejas, horticultura, jardines, cocina, nueva bioconstrucción en Gomecello, etc.  Por la tarde estudio, piscina, deporte,  cine, etc. Varios de los mayores o hacen el curso de monitor de tiempo libre de nuestra escuela de animación o trabajan en los campamentos. Cinco días cada quincena  van a la playa. Con nuevos hermanitos en dos pisos nuevos en León.

Parece que la primera quincena se ha mantenido un ambiente semejante a cuando bajamos a Marruecos  aunque dudo de la misma emoción que transmite la vida de los niños bereberes. A los que tampoco han dejado subir en el intercambio  concedido desde Europa.

En nombre del COVID ha habido mucha solidaridad y también mucha insolidaridad.

Seguimos con los protocolos exagerados para todo que llevan a sin sentidos. Un joven refugiado que ya trabaja le deniegan un papel y una asociación lo tiene que dejar en la calle teniendo plaza porque queda fuera de un programa teórico.

Nosotros a los inmigrantes sin papeles que recogemos, trabajan, se alfabetizan y se preparan para la integración cuando consiguen los papeles.

El mundo de las citas y lo virtual agiliza muchos trabajos y lógicamente el trabajo telemático es aconsejable en muchos casos.

Pero siento cada vez más los planetas diferentes entre realidad y burocracia política administrativa.

Se habla de innovación sin humanidad. Las vacaciones no existen para muchos y otros parecen estar en el permanente descanso sin que eso sea un lujo.

Esta ruptura de responsabilidades  para el reseteo y la reflexión de resituación.

Siguen  usando el COVID para más control de masas y las necesarias vacunas de forma sobretodo mercantil.

De los cambios de gobierno me gusta Pilar Llop porque estuvo en Santiago Uno  y me pareció muy inteligente y comprometida.

Con hijas que vuelan me queda estar listo por si me necesitan y el resto del tiempo desaparecer lo más posible. Busco inspiración y un sentido. Dedicarme al cuidado personal sinceramente no me motiva.

La mente abierta en busca de clarividencias sobre la muerte y el aquí y el más allá.