El Museo de Historia de la Automoción incrementa sus fondos con más de 1.500 miniaturas de vehículos a escala 

Piezas recopiladas durante la segunda mitad del siglo XX por Álex J. García y Yago Fínez

Álex J. García y Yago Fínez, junto con el alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, y el director general del MHAS, Luis Miguel Mata, han presentado esta colección. Foto de Lydia González

El Museo de Historia de la Automoción de Salamanca incorpora a sus fondos una amplia colección de vehículos a escala gracias a la donación particular de dos apasionados del modelismo, Álex J. García y Yago Fínez, que junto con el alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, y el director general del MHAS, Luis Miguel Mata, han presentado este jueves las peculiaridades de esta serie que se compone de un total de 1.508 piezas de automóviles, camiones, autobuses, tractores y grúas recopiladas durante la segunda mitad del siglo XX.

Se trata de reproducciones en miniatura de algunas de las principales marcas especializadas en la fabricación de juguetes y objetos a escala, como las españolas JOAL, SIKU, MAJORETTE, BURAGO, SOLIDO o CORGI, -algunas de ellas ya desaparecidas-, que han pasado a formar parte de la historia de la fabricación de estos objetos especiales y cuyos orígenes, en algunos casos, se remontan a más de 100 años atrás con la manufactura de utensilios en metal.

Estas más de 1.500 piezas entregadas al Museo de Historia de la Automoción conforman una excelente representación de las principales firmas de modelismo en España y en otros países de Europa que han hecho disfrutar a pequeños y mayores de una afición única por los vehículos a escala imposibles de adquirir por su exclusividad o que marcaron un hito en la historia de la automoción. En otras, destaca una colección de una serie de vehículos de ‘gran tamaño’, con plena articulación y operatividad, que reflejan de forma muy fidedigna la realidad de estos complejos elementos de la ingeniería que por su tamaño real sería imposible que estuvieran presentes en las instalaciones del propio museo.


García Carbayo, durante su intervención, ha agradecido este gesto de generosidad gracias al cual el Museo de Historia de la Automoción incrementa sus fondos sumando un nuevo atractivo para salmantinos y visitantes. Un rico patrimonio, -ha señalado el alcalde-, con el que este centro expositivo da un paso más en su papel como principal protector de los valiosos tesoros que guarda de la automoción española y que engrandece el valor de Salamanca como Ciudad Patrimonio de la Humanidad y Capital Europea de la Cultura.

Fotos y vídeo Lydia González