Desde Aldeatejada a Mozambique para mejorar la salud de los más vulnerables

La pandemia no se ha dejado sentir con mucha intensidad en ese país africano,”hemos presenciado pocos contagios y pocas muertes”

Paquita en el centro de salud que atiende su comunidad de hermanas del Amor de Dios en Mozambique

Paquita Sánchez, natural de Aldeatejada, pertenece a las Hermanas del Amor de Dios y en la actualidad está en Mozambique. Para conocer su tarea en este último año de pandemia, esta salmantina da gracias a Dios porque no se ha dejado sentir con mucha intensidad los efectos de la pandemia en ese país africano, “y de manera particular en la zona del centro donde yo vivo”.

Las hermanas del Amor de Dios tienen un centro de salud, que como destaca esta misionera, “desde el primer momento tuvimos disponibilidad de personal y recursos a nuestro alcance, ofrecidos por ONGs para acoger a todos los pacientes de Covid-19”.


Y aunque admite que a veces los recursos eran insuficientes, “Dios puso la mano y hemos presenciado pocos contagios y pocas muertes”. Asimismo, apunta que algunos misioneros estuvieron hospitalizados, y uno murió, “pero ya tenía una edad muy avanzada”. En la actualidad, se están abriendo las iglesias y los centros de enseñanza, “y hay señales de esperanza en todo el país”.

Fuente y foto: Diócesis de Salamanca